HABEMUS CAERDROIA

Tras varios retrasos que fueron inevitables, ya puedo liberar, por fin, Caerdroia.

Aunque hablaré en entradas posteriores sobre el proceso de creación (por si a alguien le valiese de algo), este post en el que pongo el enlace lo que es justo es que sea un post de agradecimientos.

Primero a la gente de la asociación Draco, de Coruña, que fueron quienes me metieron el gusto por Savage en el cuerpo.

A todos los que sufrieron mi dirección viejuna, a los que ya dediqué este post. Esas “malas personas”, cuando la campaña se iba desarrollando me animaron a coger el material que tenía (fotocopias, cosas escritas a mano… en una de esas carpetas de anillas antigua que todos los másters de antaño tenemos) y pasarlo a ordenador para tenerlo organizado en “modo savage”.

Fueron también ellos quienes me convencieron para poner “al menos lo básico” en un formato moderno y liberarlo.

También me aconsejaron sobre como hacerlo, me enviaron ejemplos de ilustraciones y de maquetación y, entre risas y pullas buenrollistas, me fueron animando a tirar adelante con el proyecto.
Un enorme agradecimiento a Jose Francisco Riera Díaz, esforzado maquetador voluntario del manual. Un máquina.

A la gente de HT Publishers, que cuando me plantee sacar la ambientación con licencia oficial no dudaron en ayudarme con la solicitud de la licencia (en esos momentos Caerdroia había entrado en una espiral irrefrenable, y puestos a hacer las cosas bien, había decidido hacerlas bien de todo).

A todos los que durante estos meses me habéis ido animando para tirar adelante.

La semana que viene, como dije antes, haré entradas relacionadas con la ambientación y su creación, y el miércoles, salvo imponderables, haré un vídeo (como me salen a mí, sorry) en directo hablando sobre la ambientación, planes a futuro y todo ese tipo de cosas. Lo avisaré en su momento y si alguien quiere unirse o enviar alguna pregunta para que la conteste, estaré encantado.
Por ahora, en lo que al futuro de Caerdroia respecta, decir que la primera campaña (15 partidas) progresa adecuadamente y saldrá sí o sí (no puedo dar fecha de salida todavía). El resto de las campañas, mapas, etc, dependerá de si la ambientación tiene un seguimiento que justifique darme el trabajo que supone.

Sobre el blog:
El blog seguirá siendo blog. Seguiré publicando todo como hasta ahora, pero el repositorio para descargas estará en esta dirección

Aquí, en el blog, se irán colgando las cosas cuando salgan, pero todo el material que se anunciará aquí, junto con otros proyectos, estará disponible allí.

Y ya, sin enrollarme más, aquí va.

https://goo.gl/ET5dCS
Dragon Kings: Así sí (y reflexiones cuñadas)
   La verdad es que hoy me apetecía más parlotear sobre EL CROWFUNDING SALVAJE DE LA SEMANA (Flash ¡A-Ah!), pero como ya había hablado de la anterior (y cancelada) encarnación del crowfunding de Dragon Kings, creo que es de justicia hablar de ésta nueva, sobre todo teniendo en cuenta que ha sido pensada, como decimos aquí de donde yo soy, “con más sentidiño”.
   Dragon Kings es una ambientación de esas que se denominan “agnostic system”, es decir, que lo principal es la ambientación, que se detalla bien, y luego ya se le pondrán reglas. Dejando aparte lo que me molestan estos neo-términos (¿“Sistema agnóstico” vs. “sin reglamento”?), la idea no es mala, y ya hay otras ambientaciones que parten de un libro de ambientación sin reglamento pre-definido (Drakonheim, por ejemplo).
   Sobre la ambientación poco hay que decir que no diga ya el autor en el verkami. Si la compras sabes que estás comprando algo de calidad, bien ilustrado y que cuenta con adaptaciones a distintos sistemas en su idioma original. Ese no era el problema en la anterior versión del crowfunding, el problema era que se trataba de algo confuso y tremendante caro en algunas de las opciones.
   En esta iteración del crowfunding de Dragon Kings se pueden encontrar opciones que pueden interesar a dos tipos de público.
Nivel Attita: 15 euros
PDF de la versión “sin sistema” de la ambientación.
   Atentos, salvajunos, esta es una buena opción para vosotros. Por 15 euros tenéis el pdf con la ambientación traducida, y en la página web de Pinnacle podéis descargaros las reglas de adaptación a Savage para Dragon Kings de forma gratuita.
Desde elpunto de vista del jugador de Savage esto es una gran mejora, ya que en el anterior crowfunding si querías una versión en pdf tenías que desembolsar 35 euros y cargar con unas reglas de D&D 5ª que, igual, ni querías.
Nivel Prajalu: 20 euros
PDF con la ambientación, las reglas para D&D 5ª y dos aventuras.
Buena opción si eres jugador de 5ª.
Ojo. Las reglas de 5ª incluidas son las necesarias para adaptar la ambientación a a D&D, no el reglamento completo de D&D. Aún así, no es mal precio teniendo en cuenta que incluye dos aventuras.
Nivel Penmai: 40 euros
PDF y libro físico (en tapa blanda) de la versión sin sistema. Gastos de envío incluidos. 
Aunque parezca un poco caro para un libro en tapa blanda, en realidad no lo es. La impresión en Drivethrurpg (si el autor sigue con la intención de imprimir ahí) de esta ambientación, a color, podrá rondar los 12 euros en calidad estándar (lo digo sin saber cuantas páginas tendrá finalmente, pero dando por sentado que más de 200).
15 del pdf +12 de impresión + 5 gastos de envío= 32 euros
 (eso contando que la impresión sean 12 y no sea más, sería interesante saber si la calidad de impresión es la estándar o la premium).
Teniendo en cuenta que el primer stretch goal es pasar los libros físicos a tapa dura (unos 5 euros más, aproximadamente, repito que el precio varía según paginación), el margen de beneficio para Mindscape Publishing es bastante adecuado para lo que es un crowfunding (que, recordemos, debe regirse por otras reglas y expectativas de beneficio distintas a las de una preventa).
Nivel Pachyaur: 50 euros
PDF y tapa blanda de: Ambientación, reglamento para D&D 5ª y dos aventuras.
El aumento en el coste de impresión justifica, creo, el aumento de precio.
¿Herole? de Kithus: 100 euros
Además de lo del anterior nivel, incluyen un personaje que les digas (con su correspondiente ilustración) en el libro. Para quien le gusten esas cosas.
Después encontramos niveles para asociaciones y tiendas, que tienen descuentos e incluyen alguna chuche, y para finalizar dos niveles de coleccionista en los que El Artesano del Rey hace versiones encuadernadas especiales.
   Se trata, en resumen, de una buena, y muy mejorada versión del anterior crowfunding.
   Otra cuestión es saber si saldrá adelante. Pese a ser bueno, tiene el requerimiento de 7.000 euros para salir adelante y esa es una meta alta para un crowfunding rolero en España.
   También es lógico que tenga una meta más alta que otros que salen en España, porque en este caso, además de los gastos habituales, hay que pagar unos derechos (royalties), aunque también se podría argumentar que las ilustraciones ya están hechas.
   Y ahora es cuando empieza la parte de “consejos vendo, que para mí no tengo”, o sea, las cuñadas opiniones:
   Toda empresa, editorial, grupo –llamémosle como queramos- tiene una política de publicaciones,  y creo que comprendo la política de publicaciones que pretende seguir Mindscape Publishing (repito,” creo que”): sacar en español material que tiene una calidad contrastada pero que, por el motivo que sea, sigue únicamente en otros idiosmas (preferentemente perfido-albionés), y hacerlo de forma transparente y justa en el proceso de producción (traducción, maquetación, etc).
   Me parece perfecto, lo digo en serio. Pero (aquí aparecen los cuñadismos) ese planteamiento tiene el problema de que es necesario un “músculo editorial” del que un proyecto movido a base de crowfundings carece. El pago de derechos es un verdadero lastre para el proyecto, pero hay que asumirlos por el tipo de proyecto que se busca. ¿Posibles soluciones? En mi cuñada opinión hay varias:
Primera: Buscar material de mucho más prestigio, que la gente se vea irresistiblemente tentada a entrar en el crowfunding mientras se reducen a la mínima expresión los beneficios en el crowfunding.
¡Vaya mierda de opción! seguro que estaréis pensando. Puede parecerlo, pero visto a largo plazo lo que has conseguido es:
  • Tener un elemento más en catálogo, que todo lo que va a dar, a partir de ese momento, son beneficios.
  • Tener el prestigio de haber sido quien ha publicado eso, lo cual permitirá negociar de otra forma futuras licencias y aumentar el prestigio de cara a la afición.

Segunda: Aunque se desvíe de la intención inicial del proyecto, hay que plantearse otras cosas. Material barato de producir y, por tanto, fácil de sacar en crowfunding que incremente el fondo editorial y con sus ganancias te permita comenzar a tener ese “músculo editorial” del que hablábamos antes. ¿Qué opciones se pueden incluir aquí?:
  • ¡Libérate de royalties!: Seguro que conoces a autores de rol. Habla con algunos de ellos, escoged un proyecto y pulidlo hasta que tenga la calidad que quieres. Sácalo con un formato sencillo y atractivo.
  • Saca algo que esté de moda: Los manuales con materiales de calidad contrastada están geniales, pero algo bueno y con mucho tirón también está bien. Ahora, por poner un ejemplo, pero seguro que se te ocurren otros, está de moda el OSR. Hay juegos buenísimos (ACKs, For Gold&Glory…) que no están en castellano. Seguro que los derechos están tirados de precio. La gente del OSR es muy coleccionista y va a comprar. Una edición en PDF por defecto, con posibilidad de impresión en drivethrurpg, te aseguraría un cierto número de ventas (no petarlo, pero sí unas pocas) y añadirías fondos a tu catálogo editorial.
  • Crear una línea de juego: Para el juego o tipos de juego que sea. A los roleros les gustan los libros básicos, pero les gusta más ver expansiones y aventuras. De los juegos que saques y de otros, cuando los royalties te lo permitan, saca material. Tienes autores y grupos creativos en España suficientes para mantenerte provisto de material nuevo durante años, y seguro que lo hacen encantados por un precio muy módico.
  • Saca material para juegos que no sean de tu editorial (cuando las licencias lo permitan): Tu material potencia su juego básico y su juego básico potencia tu material, es un “win-win”. Recurre a tus contactos roleros y busca autores para ese material.
  • Juega con la nostalgia: Esto entraría dentro de la categoría de la producción propia de la que hablamos un poco antes, pero en lugar de buscar algo de moda, busca algo que esté en la memoria colectiva de los roleros y saca material sobre eso. ¿No ha triunfado tanto “Yo fui a la EGB”, que incluso tiene juego de mesa? Pues eso.
   Y me callo ya, que hasta de cuñadear me canso a veces. Suerte con el crowfunding.

Estado de los proyectos actuales

Bueno, voy a aprovechar para actualizar un poco la información sobre como van mis proyectos roleros más inmediatos:

Caerdroia

Manual básico: 
Se está acabando la maquetación después de la revisión inicial del manual. Se liberará en pdf y si las compatibilidades lo permiten se comenzará a trabajar para tenerlo (al menos) en Lulú. Ambas opciones serán gratuitas.

Tiempos Interesantes: 
Primera de las campañas de juego. Está pensada para jugarse con personajes del Protectorado. Incluye también amplia información de trasfondo sobre el Protectorado.

Estado de desarrollo:
Las partidas están todas “playtesteadas”, que es lo que lleva más tiempo. El resto va así

Phylax

Esta imagen no responde a la portada.
Será una de las ilustraciones de bestiario.

Ambientación de horror en el mundo actual.
Progresa adecuadamente y estoy barajando varias bases de maquetación. Aquí habrá una más sencilla de la que se eligió para Caerdroia, a fin de facilitar la lectura.
Se está preparando la base de maquetación de forma que sea adecuada para Drivethrurpg, Lulu y para pdf con capas.

Estado actual de desarrollo:

Web

También está casi terminada la web en la que se colgarán los proyectos. Aquí se pondrán a medida que vayan saliendo, pero creo que es importante tener todo centralizado.
Este blog seguirá existiendo tal y como está ahora, para contar mis cosas roleras e ir informando de progresos en los proyectos. O sea, tal y como estaba funcionando hasta ahora.

Y poco más que contar. Ya daré más novedades cuando las haya.

Flash Gordon y el Pulp Primigenio
Atención: Este post contiene divagaciones viejunas a tuti-plen (como viejuno es lo de tutiplén).
   El 21 de noviembre de este año (2017) comenzará el kickstarter de Flash Gordon RPG para Savage Wolds. Será corto, ya que durará hasta el 4 de diciembre. Es un crowfunding que va a salir adelante, no hay duda, lo único que tendrá alguna duda será hasta donde llegarán lo que algunos llaman “las chuches”, los stretch goals, que es donde los KS de Pinnacle no son, últimamente, demasiado generosos (una aventura de una hoja, un monstruo…) y los stretch goals son, muchas veces, lo que convierten un crowfunding en interesante (el de Ghost Ops, por ejemplo, pese a ser inicialmente “defectuoso” los stretch goals alcanzados lo convirtieron en sumamente interesante).
   Flash Gordon RPG, por lo que se dice, va a ser sobre la versión de los comics, no de la película. Pues me parece fantástico, porque los comics tienen una ambientación mucho más amplia. Los que nos tragábamos los comics en el convencimiento de que era ciencia ficción molona estamos encantados con este KS (luego ya se verá si se coge en pdf o físico, según espacio en casa y precios), pese a que somos conscientes de que mucho del encanto de Flash Gordon es el de nuestros recuerdos de esa época y que los comics tienen, de vez en cuando y según los años, una ranciedad de campeonato, una inocencia de planteamiento que chirría y algunas acciones que, hoy, harían que expulsasen a los guionistas de las redes sociales.
  • Ejemplo Uno: En uno de los comics, Flash hereda, sin saberlo, la fuerza y las capacidades de un guerrero alienígena. Va paseando con Dale por un parque y, porque él lo vale, derriba de un golpe a un motorista que va a todo trapo por el parque molestando. Oh, como mola Flash. Ya, porque es Flash dices eso, pero acaba de meterle una leche de campeonato a un tipo usando su superfuerza heredada y la velocidad de la moto. No ha parado la moto, ni avisado a las autoridades, le ha metido una leche de coj**es porque sí. Eso lo hace Steven Seagal y la mitad de vosotros estáis diciendo que es una sobrada neo-fascista.
  • Ejemplo 2: Un grupo de boy-scouts espaciales (sí, son niños en un programa de exploradores del espacio, y van con pañuelitos y cosas así) están visitando una nave alienígena aparcada en un museo y tras ponerla en marcha por accidente acaban en un planeta lejano y desconocido. Suerte que Flash puede ocuparse de todo, pero… ¿qué piensa Flash? Elige la opción:
    • 1.- Tengo que salvar a estos niños desamparados, como me preocupan.
    • 2.- ¿Porqué tengo la mala suerte de estar teniendo que ocuparme de estos niños otra vez”?
    • Pues la 2. Los niños le preocupan, claro, pero lo primero que le pasa por la cabeza es la versión educada de “No me j*das, ¿por qué me tengo que ocupar de estos niñatos?”.
  • Ejemplo 3: Y sacando a colación a los niños. Uno de ellos, con un cierto parecido a Alfalfa (el de The Little Rascals) es un psíquico. Y, en ese número de Flash, en el que se dan la vueltecilla por el espacio con la nave alienígena, demuestra presciencia y capacidades telepáticas (aunque ya sabían que las tenía). Flash, rancio-man donde los haya, no le hace caso porque es un crío y porque “ya está el niño ese con sus cosas”. Al final convencen a Flash de que le haga caso y eso les salva de ser perforados durante la noche por una especie de pájaros-bala. ¿Qué nos chirría de eso visto desde una perspectiva de hoy en día?
    • 1.- Flash, mamoncete, ¿tienes un presciente y no le haces caso? Te merecías morir.
    • 2.- ¿Qué hace un presciente y telepático suelto por ahí con otros jóvenes castores exploradores juveniles? En otra ambientación más realista el niño estaría en una instalación protegida, sometido a pruebas físicas y psíquicas programadas, y listo para ser el germen de un cuerpo psíquico.

   Eso desde nuestra visión presentista, claro. Pero era otra época. En el mundo real de la época el niño sí que hubiese sido encerrado, pero en los comics no era bueno poner esas cosas. Es como lo que ocurría con Roberto Alcazar y Pedrín, que entraban en los lugares por sorpresa y se ponían a repartir sopapos a manos llenas en lugar de hacer caer una lluvia de fuego y plomo sobre sus oponentes. Y no es que no se supiera de esas cosas, que España acababa de pasar por una guerra civil y se tenía muy reciente lo de saber cómo se combatía, es que era un pulp patrio, y extraño, para niños.
   Flash Gordon es así porque es un hijo, un poco simploncete al principio, de la cif-fi de su tiempo, ¿Y qué había en la ci-fi de los 30-40-50 del siglo pasado?
Por un lado estaba naciendo el concepto de robot tal y como lo conocemos ahora, en todas sus vertientes:
Sí compañero, sí,
Leslie Nielsen hacía del capitán
  • Nacía el robot-tostadora (que en el fondo podía ser una amenaza): El ejemplo perfecto lo tenemos en Robbie, de Planeta Prohibido.
  • También es la época del nacimiento de los androides tal y como los conocemos ahora, con Asimov  a todo trapo: De esta época son las mejores historias de Susan Calvin y las de Powel y Donovan (con enfoque menos psicológico que las de Calvin, pero más entretenidas para mi gusto).

Por otro lado, nos encontramos en plena Edad de Oro y comienzos de la Edad de Plata de la Ciencia Ficción. Parte de las obras se enfocan hacia las sociedades: Un mundo feliz (1932), Fundación (1951), El fin de la infancia (1953), 1984 (1949), pero otras se ciñen mucho más al pulp espacial y la space-opera , sobre todo en el terreno de los relatos cortos. En estas obras el héroe corajudo e inteligente se sobreponía a los retos que el espacio le lanzaba a la cara (muy Flash Gordon). Fue una época en la que la lógica se dejaba un poquito de lado en favor de la historia y el “empoderamiento de la raza humana frente a las maldades del universo”. Unos ejemplos muy claros a ese respecto de las obras pulp y space-opera la Edad de Oro:
Portada de la revista
donde se publicó
Fraile Negro de la Llama
  • Tetraedros del Espacio: Uno de mis favoritos junto con los de Tumithak. Se resume así: Están unos tipos por una selva de la tierra y se topan con un grupo expedicionario de tetraedros que vienen a colonizar la Tierra. Ya, sí, tetraedros, no lo pienses… vienen y punto, no le des vueltas. La cuestión es que hacerles frente con armas no vale de nada, pero, obviamente, nuestros protagonistas encontrarán la solución.
  • Tumithak de los corredores: Un héroe corajudo de la humanidad, que vive sojuzgada bajo tierra por los Shelks, una raza de arañas alienígenas con cabeza semejante a la humana (¿no te dije en el anterior párrafo que no pensases?) se propone matar a un Shelk y levantar a la humanidad contra sus opresores. Hay más relatos de Tumithak, pero este es el primero de la serie, y en uno posterior hasta consiguen volver la tecnología de los Shelks contra ellos. La ambientación da para partida, como se dice ahora.
  • Cachorros humanos de Marte: No es de los que más me gusten, pero es un gran ejemplo del “empoderamiento de la humanidad frente al universo”. El relato comienza con unos marcianos que vienen a la Tierra a cazar unas mascotas humanas. Después, en Marte, se las enseñan a sus coleguis de trabajo y esas cosas. ¡Pero no contaban con el espíritu combativo de la humanidad! Los humanos se liberan, consiguen robar una nave espacial y, aunque son demasiado pequeños para la nave y tienen que ponerse unos encima de otros para conducirla (y sólo han visto como se hace un par de veces), consiguen derrotar en combate espacial a las naves alienígenas que intentaban que no regresasen a la Tierra. ¡Earth Power!
  • Fraile Negro de la Llama: Muy en el límite entre la Edad de Oro y la Edad de Plata, Asimov escribe este relato fácilmente clasificable como ¡Earth Power!. Religión y sociedad mezcladas con arietes del espacio.
  • Submicroscópico: Esta vez el héroe corajudo viaja al revés. Es decir, en lugar de ir al espacio, encoge y allí se encuentra con una civilización semejante a la humana, pero más primitiva, a la que libera de los malditos monstruos, que luego aún por encima tienen la desfachatez de secuestrar a su prometida en el mundo microscópico. El protagonista es una especie de John Carter (otro ejemplo de ¡Earth Power!, porque es el humano el que tiene que poner orden allí) pero en lugar de en Marte lo hace salvando a los microscópicos. Tuvo una segunda parte.

   En la Edad de Plata ya nos encontramos otros ejemplos geniales como “Marciano, vete a casa”, “Bóvedas de Acero”, “Amos de Títeres” o “El hombre demolido”, en los que el enfoque ya empieza a cambiar y, con esos tiempos, así comienza a cambiar Flash Gordon, aunque no tanto como lo que cambia la ci-fi que le rodeaba.

Así que en Flash Gordon encontramos algunas cosas que se saltan la ciencia y la lógica dignas de Slipstream, como los Hombres Halcón y sus pequeñas alas capaces de trasladar a un garrulo de 90 kilos armado hasta los dientes, pero sabemos que mola, porque es ciencia ficción pulp, y porque sabemos que Savage Worlds es el sistema adecuado para eso (así que incluso perdonamos que el planeta del mega-malo se llame Mongo).
Prueba de flotabilidad: Halfsies

Hoy entrada friki, muy friki, MEGA FRIKI.

Todos sabemos que hay dados que sacan malas tiradas. La lógica nos decía que no, que era estadística pura y que pronto sacarían mejores resultados.

No.

Luego lees a los fabricantes: Que si burbujas en el proceso de relleno de los moldes, que si imperfecciones causadas por un incorrecto moldeado según el color (sí, lo juro, según el tipo de colores y mezcla de los mismos en el dado, debe haber un sistema de moldeado distinto, me enteré por los tipos que sacaron los Elder Dice), que si no es un proceso perfecto, que si la abuela fuma… la cuestión es que cuanto más chulo sea el dado, más posibilidades hay de que contenga imperfecciones que hagan que una parte pese más que otra. Por otro lado, los opacos tienen más imperfecciones mientras que los gema, que usan otros materiales, tienen menos (además las burbujas de aire son mucho más visibles en un dado gema, por lo cual el proceso ya está pensado para evitarlas por completo).

Si una parte pesa más que otra, en un dado que ya es ligero por si mismo, vamos a encontrar una tendencia a que una cara quede hacia abajo con más frecuencia (o al menos las caras de esa zona, porque en un d20, por ejemplo, es dificil que la zona más pesada está concentrada en una cara).

¿Cómo saber si tus dados tienen una tendencia? Con el test de flotabilidad. No, tus dados no flotan en el agua, pero si diluyes la sal suficiente sí que flotarán (o se hundirán muy despacio). Cuanto más densos o más pesados menos influirán, al menos en teoría, las imperfecciones internas en el resultado.

Lo de los dados Chessex es un escándalo. Si compras un juego de dados de esos que vienen en la cajita transparente, puedes tener por casi por seguro que el d6 va a tener tendencia al 1 o al 2 y que el d20 va a tener tener tendencia a la zona del 1 o a la del 3.

El otro día el The Wild Die (un podcast sobre Savage Worlds) hablaron sobre una marca de dados. En teoría están fabricados con un resina más densa que facilita:

  1. Que haya menos imperfecciones internas
  2. Que sean más pesados y por lo tanto las posibles imperfecciones afecten menos a los resultados
¡Challenge accepted!
El test de flotabilidad consiste en dejar caer/ hundir los dados en un recipiente con agua para que salgan flotando. De este modo, si hay una parte más pesada en el dado, esta quedará hacia abajo (lo mismo que tiende a ocurrir con los rebotes en la mesa, pero más exagerado).
Hay dos cosas que es necesario tener en cuenta al realizar un test de flotabilidad.
  1. La altura del recipiente
  2. La cantidad de sal en disolución
Estas dos cosas influyen en el tiempo que va a tardar el dado en salir a la superficie desde que lo hundes. Cuanto más rápido salga menos tiempo tendrá para girar y mostrar su tendencia, por eso es importante que el recipiente tenga una cierta altura, y que la cantidad de sal que vas a disolver en el agua no haga que el dado cubra la distancia muy rápido. Cuanto más pesado (o denso) sea el dado más sal necesitarás. Ve regulando la cantidad de sal con el d6. El d6 y el d4 son los que menos flotan. Ya parece raro, pero cuanto más redondeados sean los dados, más superficie recibe el empuje que los hace flotar. El d20 siempre es el que más flota.
Me pongo a probar los Halfsies, y para la densidad voy a compararlos con unos cheseex.

He aquí ambos juegos

Como bonitos, los Chessex son más bonitos que los Halfsies Nanobot (que en la foto ganan mucho pero en la mano tienen una pinta mucho más “plasticosa” -toma palabro- de lo habitual).

La verdad es que los Halfsies son mucho más densos que los Chessex. Como podéis ver en el siguiente vídeo, la cantidad de sal en disolución (e incluso posada por sedimentación) necesaria para que un Halfsie suba a la velocidad adecuada hace que el Chessex suba disparado.
(El vídeo es cutre, sí. Es lo que tiene ser yo)

Una vez que obtuve el punto óptimo en la disolución para la prueba, me puse a probarlos. El d20 muestra una tendencia hacia la zona del 3-19, pero el d6, que se usa mucho y para los jugadores de Savage Worlds es fundamental, está completamente descompensado hacia el 1.

O sea, lo mismito que los Chessex. La ventaja es que al ser los Halfsies más densos que los Chessex esa tendencia se mostrará un poco menos. Pero es como las meigas: Haberla haila.

Al final habrá que comprar dados de metal para que las imperfecciones internas no afecten.

Buen fin de semana.

Crowfunding: Dragon Kings
Al final va a resultar que sí, es cierto, sólo hago reseñas de los crowfundings que tienen algo que me chirría, voy a tener que hacérmelo mirar, pero es que en los que me gustan no tengo nada que decir más que: “me gusta”, y eso ya lo digo en las redes sociales cuando comparto con otros que he participado. Aún así, en alguno de ellos he entrado (el de Buccaneer, por ejemplo), pero en este de Dragon Kings va a ser que no.
Y ojo, que de principio tiene todos los ingredientes para ser un buen crowfunding:
  • ·         Ambientación interesante (Dark Sun marca blanca, como la llama un rolero que yo conozco).
  • ·         En castellano (leo en inglés, pero me es más cómodo leer en castellano).
  • ·         Posibilidad de comprar el pdf sin el físico.
  • ·         Distribución a través de drivethrurpg.
  • ·         Posibilidad de varios sistemas.

Yuupi
¿Yuupi?
No.
Vamos por partes
Posibilidad de comprar sólo el pdf



Efectivamente… no la hay. Da la impresión que sí, pero es una trampa. Una vez agotados los early bird, la contribución más baja es de 35 euros. Eso es lo que cuesta (35 euros, recuérdalo) el pdf de unas 200 páginas y un cupón para imprimirte en tapa blanda el susodicho pdf en drivethrurpg, a precio de coste. También incluye lo mismo para los stretch goals desbloqueados.
Analicemos esto.
  • 35 euros y me dan un pdf. Me dan también el cupón para imprimirlo en tapa blanda a precio de coste.  
  • Pago yo la impresión.
  • Pago yo el envío
  • Ese cupón sólo me da derecho a imprimir, en tapa blanda, la ambientación sin las reglas, que me las tengo que imprimir aparte.

Conste que lo de distribuir vía Drivethrurpg me parece bien. Ahorra costes y dolores de cabeza a la persona que lleva el crowfunding y puede ahorrar dinero al comprador. Lo malo comienza cuando el supuesto ahorro de costes se convierte en un “mira, así no lo gestiono yo”.
En el verkami de Dragon Kings la impresión va a ir precio de coste. Es un detalle que no se pretenda ganar nada en la impresión, pero es que si me has cobrado 35 euros por el pdf, que menos que no ganarle a la impresión del pdf.
Treinta y cinco euros a los que hay que sumarles la impresión del libro que, como podéis ver en la tabla de precios (en dólares) que he sacado de Drivethrurpg esta mañana, en tapa blanda (lo que permite la aportación de 35 euros) tiene un precio de entre 6.13 dólares (5.27 euros) para el blanco y negro) y 23,95 dólares (20.58 euros) para color de gran calidad con gramaje de papel alto. Si lo vas a coger en tapa blanda tienes que imprimirlo en b/n (la tabla tiene los precios, en dólares, para un libro de 200 páginas). Según el autor del verkami será en A4.
35+5.27+5 =45.27

Es decir. El pdf más una impresión en tapa blanda, b/n, calidad semidecente, te cuestan 45.27 euros. Y te gestionas tú la impresión y el envío.
Personalmente, me parece lo siguiente a carísimo.
Que sí, que hay que pagar licencias, traducción, maquetación, etc. -y eso cuesta dinero-, pero si tu plan de negocio para este proyecto (o tu plan de negocio en general, lo que sea), hace que un pdf cueste 35 euros en un Verkami (en donde se supone que el precio debe ser un poco mejor que lo que saldrá a la venta posteriormente) es que algo falla en tu plan de negocio. Puede que el verkami salga adelante (ojalá lo haga, todo lo que sea publicar en castellano es bienvenido), pero desde luego tendrá muchos menos compradores de los que podría tener y repercute negativamente sobre la visión que la gente tiene de los promotores del proyecto.
Y luego está la cuestión de los reglamentos
Tengo claro que el reglamento básico con el que saldrá el juego es D&D 5ª, y que otros reglamentos son stretch goal. Esto a la comunidad “salvajuna” nos afecta. Hay a unos cuantos a los que si no se llega al stretch goal de desbloquear la versión de Savage, no nos tienta nada haber pagado 35 euros, en un verkami, por el pdf de algo para D&D (a mí ni aunque jugase a D&D, pero bueno).
Veo bien que los reglamentos adicionales sean stretch goals, porque necesitan traducción y maquetación, sin embargo hay algo que rechina con ellos, lo vemos en el siguiente nivel de aportación.
Pachyaur –  40 euros

Te dan el pdf y puedes imprimirte el libro en tapa dura y papel Premium color (a precio de costo).
A ver, que me entere: ¿Me cobran 5 euros más por poder imprimirlo (pagándolo yo) más caro?
Sí.
Se puede alegar que este pdf trae las reglas (del sistema que hayas elegido) ya incluidas (no así en la versión básica), pero eso no justifica un precio de 5 euros a mayores en el pdf porque:
  • 1.       Las reglas ya estarían desbloqueadas, con lo cual estarían traducidas y maquetadas.
  • 2.       Dado lo anterior, y si como ha afirmado el autor del verkami, las reglas van como un apéndice al final del libro, no hay mucho más coste de maquetación añadido porque según vimos en el punto uno: ya están traducidas y maquetadas. Cosa distinta sería que el reglamento viniese integrado a lo largo del libro, pero no es así.

Así que un libro impreso, con las reglas al final, saldría por: 40 euros que pagas ya, más 5 euros de gastos de envío, más la impresión Premium tapa dura que son 28.90 dólares (24.83 euros). Es decir serían 69.83 euros de vellón.  Y digo serían, porque a las 200 que dice el autor que tendrá el libro básico hay que sumar el reglamento, que si son 16 páginas en inglés se convertirán en unas 20 al traducirlas. Por tanto la impresión sube a 31.1 y tu manual sube 76.1 euros (y eso contando que drivethrurpg no suba el coste de envío al aumentar el peso).
76.1 euros. Así de rápido que se dice.
Y eso gestionándote tú el encargo y envío del físico, y siendo un crowfunding en donde, teóricamente al menos, el que lo promueve  te está ofreciendo un producto a un precio barato (con diferencia sensible a lo que será luego en tiendas) para que tú le apoyes en el proyecto adelantando el dinero.
Tribu Attita

55 euros y puedes imprimirte dos copias en tapa blanda.
55+5.27+5.27+5 (si no sube el gasto de envío) dividido entre dos copias = 35.27 por copia
Es decir, cada copia impresa b/n en tapa blanda sale a 35.27 euros y tienes un solo pdf. Si lo pides entre dos sale un poco mejor de precio, pero sigue siendo muy caro.
Manada Pachyaur

65 euros y puedes imprimirte dos copias en tapa dura
65+24.83+24.83+7 (mínimo por gasto de envío) dividido entre dos copias = 60.83 por copia.
Caro.
Resumiendo:

Como dije antes: mira, ojalá salga, así hay más cosas publicadas, pero no voy a meter dinero en algo que me parece que está a precio de extorsión colombiana.
Comprendo (todos lo hacemos) que hay muchos gastos para sacar un juego, pero el precio es disparatado para quien no se lo quiera imprimir.
La impresión del juego es, desde mi punto de vista, una vendida de humo. Asumiendo yo todos los costes de impresión y envío, tengo que pagar más por tener el derecho a imprimir en mejor calidad. Me parece bien que se prefiera distribuir a través de drivethrurpg (por el ahorro para el usuario final, es decir, yo) pero eso no debe ser óbice para aumentar los ingresos por otro lado a costa del usuario final.
Los sistemas: a mí, personalmente, 5 edición me da igual. Soy un viejuno que piensa que el retorcido AD&D segunda sigue siendo el mejor, y por lo tanto lo que me interesaría es la versión para Savage Worlds. No voy a participar en un crowfunding exageradamente caro para que, al final, si no sale el stretch goal, haya la posibilidad de tener un juego que no voy a jugar.
Posiblemente el proyecto salga adelante, pero hay una cosa que tengo clara sobre cómo debería ser: ASÍ NO.