Pelear con Lulu y Drivethrurpg
Bueno, tras unos cuantos días de peleas informáticas, ya he conseguido que Lulu me acepte el archivo del interior de Caerdroia (estoy esperando la impresión de muestra) y en Drivethrurpg está en período de “We sent your files to the printer for validation” (que tarda unos cuantos días). Los precios de impresión, en euros, son (sin que yo me lleve ni un céntimo) 18,50 en Lulu y 4.72 en Drivethrurpg. Ambas en color y con similares gastos de envío (5 euros, céntimo arriba, céntimo abajo la opción básica de envío). De las calidades hablaré cuando me lleguen a casa las muestras de cada uno y luego subiré las versiones corregidas con las erratas que la gente ha ido haciendo llegar (lo cual se agradece un montón).
Así que voy a contar como habría que hacer (o el método que me funcionó a mí finalmente) para preparar todo para ambas plataformas de impresión. Si usas Indesign, hay un archivo descargable desde Lulu, de Joboptions que te ahorrará trabajo. Si aún así falla, revisa lo que te indico en esta entrada.
 Habrá algunos pasos que pueden no ser necesarios (hay gente que no los ha tenido en cuenta y les ha funcionado) pero como yo tuve que seguirlos (no me funcionó el uso de las joboptions con el Indesign), pues por si acaso… los pongo. Voy a contarlo como para alguien que no sabe apenas nada de esto. Soy consciente de que algunas cosas como “incrustar fuentes” es algo que una gran parte de los posibles lectores de esto conoce, pero como es posible que alguno no, también lo explicaré.
Tamaño de la página

Iluso de mí pensé: “A5, esto no puede dar problemas”. Pues sí que me los dio, al menos con Lulu.
El tamaño oficial, que te generan los programas, de un A5 es de 148x210mm (o 5.8×8.3 pulgadas).
Veamos cual es el tamaño que Lulu piensa que es un A5: 148.1×209.9 mm (5.83×8.26 pulgadas). “Bueno, no hay tanta diferencia” puedes pensar, pues que sepas que fue el último de los errores que corregí para que Lulu me aceptase el archivo. Sin embargo no se de nadie más que le haya pasado. Cosas veredes, Sancho.
El tamaño de página de Drivethrurpg para el A5 es de 5.83×8.27 pulgadas, sin embargo no me dio problema en ese aspecto, y tanto el tamaño “estándar” como el de Lulu entraron bien en Drivethrurpg.
Drivethrurpg tiene una cosa curiosa: Tiene formato A5 para imprimir en color Inkjet, pero no tiene formato A5 para imprimir con calidad Offset (si otros tamaños cercanos, pero no A5).
Sangrado

Aparte de ser lo que te hace Lulu con algunos precios, también se refiere a un reborde por alrededor de los límites de la página que has definido. Ese reborde tiene como finalidad, dicho así grosso modo, para gentuza viejuna como yo, que las máquinas de corte al recortar la hoja tengan menos posibilidades de llevarse lo que quieres que salga impreso.
Si tus hojas tienen fondo o ilustraciones que llegan hasta el borde es lo que llaman Full Bleed, y entonces conviene que ese fondo o ilustración ocupe también la zona de sangrado para evitar que, si hay fallos en el corte, queden rebordes en blanco.
Tanto para Lulu como para Drivethrurpg el sangrado recomendado es de 0.125 pulgadas, es decir, 0.3175 cm.
Inserción de imágenes
Lo primero: aunque parezca lo mismo (en el programa de diseño) arrastrar una imagen a la página, que usar la opción Colocar (o Importar, según el programa que uses, Colocar es para Indesign), en realidad no es lo mismo. Debería, pero no. Arrastrando te arriesgas a que cuando el programa haga la exportación a pdf no reconozca el vínculo a la imagen si le pides una exportación que no sea la genérica, y es muy probable que no hagas una exportación genérica.
Perfil  (modelo) de color

Si es la primera vez que andas en estos fregados te pasará como a mí, que no sabrás a que leches se refieren con esto del perfil de color. A ti (como a mí) sólo te importa conocer la diferencia  más relevante entre RGB y CYMK.
RGB
Son las siglas de Red, Green, Blue (Rojo, Verde, Azul). Este es el perfil de color que se usa para las imágenes en pantalla.
CMYK
Son las siglas de Cyan, Magenta, Yellow, Key (Cian, Magenta, Amarillo y Negro, el negro que, en algunos programas de diseño verás como “Registro”). Este es el perfil de color que manejan las imprentas digitales. Ojo, si en programas como Indesign quieres dibujar algo en color negro. Si cuando exportas el pdf ves que eso te ha quedado con un tono grisaceo tienes que darle color con un “nuevo negro” que crees tú en lugar del habitual. 
¿Cómo lo creas? Pues como los otros, pero además de poner el valor K al 100% le pones valor C=60%, Y=40% y M=40% (indicaciones de la propia Drivethrurpg) y ya tienes tu color negro. Ojo, este es para dibujos que hagas con Indesign o Scribus, la letra negra debe estar con 100% Negro unicamente.
Tanto Lulu como Drivethrurpg afirman que es el perfil de color que requieren, pero si a Lulu le envías las imágenes en RGB podrían colar si cumplen con una lista de condiciones (que para ahorrarte problemas también deberían cumplir en CMYK). A saber para Lulu (hablando de color):
  • Desactivar sobreimpresión y sobreimpresión simulada. Si no sabes lo que es eso no te preocupes.
  • La resolución de las imágenes no debe ser mayor de 300 dpi.
  • Imágenes en una sola capa: Ten cuidado con esto si vas a usar imágenes en formato PNG o de las de que hayas creado/retocado con Photoshop. Guarda las imágenes en un formato que no tenga capas por defecto (jpeg) o si tienes que usar un formato con transparencias acuérdate de unir las capas (sale entre las opciones disponibles cuando grabas la imagen a un archivo).
  • Guarda las imágenes jpeg con la mayor calidad que puedas

En el caso de Drivethrurpg, las imágenes van a tener que estar en CMYK sí o sí. Tranquilidad, casi todos los programas de imágenes tienen una cosa que se llama “proceso por lotes” y “acciones” o similar. Dependiendo del programa que tengas, sólo usando el proceso por lotes ya podrás seleccionar una carpeta que contenga imágenes y decirle que las exporte convertidas al nuevo perfil de imagen. Adobe Photoshop, por ejemplo, requiere un paso más, que crees una acción (es decir, que grabes una serie de pasos) de conversión de una imagen a CMYK y la grabes, y después ya podrás aplicar esa acción en un proceso por lotes.
Fuentes

O sea, los tipos de letra. Tanto Lulu como Drivethrurpg (Lulu de forma más explícita) te indican una lista de fuentes que no sería necesario “incrustar” (he aquí el palabro de esta sección). El resto tendrías que incrustarlas. ¿Qué es incrustar una fuente? Pues incluir la información de la misma en el pdf. Tranquilidad de nuevo. Uses el programa que uses (Word, Indesign, Libre Office, Scribus, Pages…) para la maquetación, a la hora de exportar a pdf siempre tendrás –a veces a la vista o a veces un poco más escondida- la opción de incrustar las fuentes. Lo hace él solito, que para eso es un ordenador y muy listo.
Fuentes que no haría falta incrustar en Lulu:
ü  Arial
ü  Book Antiqua
ü  Bookman Old Style
ü  Century
ü  Courier
ü  Garamond
ü  Palatino
ü  Tahoma
ü  Times New Roman
ü  Verdana
ü  Symbols
Si tu documento usa alguna fuente que no sea una de esas y no la incrustas, Lulu sustituirá la que no encuentra por una de las de la lista, lo que cambiará la paginación y otras muchas cosas. Incrusta todo, no vale la pena arriesgarse.
Si es para Drivethrurpg te digo lo mismo: incrusta como si no hubiese un mañana.
Paginación

Vale, antes de emocionarte y hacer clic para exportar, asegúrate que tienes un número de páginas correcto y que tu primera página es la adecuada.
La primera página del documento que vayas a enviar debe ser la que, si abrieses el libro, queda de primera en el lado derecho. No la portada ni la contraportada, sino esa, la primera que se verá a la derecha al abrir el libro.
El número de páginas también tiene su intríngulis. Tanto Lulu como Drivethrurpg van a generar una versión imprimible cuyo número de páginas es divisible entre cuatro. Pero ambas tienen un proceso distinto:
Lulu: Si el número de páginas de tu documento no es divisible entre 4, generará, al final del documento páginas en blanco hasta llegar a un número divisible. Ningún problema.
Drivethrurpg: Va a querer que el número final de páginas sea divisible entre 4, PERO (ojo aquí), va a añadir una página casi en blanco (con cosas suyas) de todas todas, por lo cual te indican que planifiques (para cuestiones de portada sobre todo) el documento con el número de páginas divisible entre 4, pero que subas el pdf con una menos. Lo explico con un ejemplo: 140 páginas es un número que al dividirlo entre 4 da exacto (35, para más señas). De cara a Drivethrurpg el documento tiene 140 páginas, pero, el documento que yo suba debe tener una menos (139 páginas) porque le añadirán ellos la número 140 (esa con sus anotaciones).
Exportar
Ya lo tienes todo. Ahora a exportarlo al pdf que vas a subir.
Si lo haces para Lulu,  inténtalo primero utilizando las joboptions que hay para Indesign. Si no te funcionan o no tienes Indesign, según las instrucciones de Lulu debes exportarlo con modo de compatibilidad 1.3. (pero bueno, ha habido pdf sencillos que no iban así y fueron aceptados. En el fondo, si puedes, no te cuesta nada hacerlo como dicen ellos y te ahorras posibles problemas).
Si lo haces para Drivethrurpg debes exportarlo en formato PDF/X1a-2001 si lo haces con Indesign o en formato PDF/X-3-2002 si lo haces con Scribus.
La portada

Aquí Lulu es más accesible para el común de los mortales. Cuando te acepta el archivo del interior del libro te pasa al “wizard” de creación de portada. Allí, como ya sabe cuantas páginas tiene tu archivo, papel y si es en color o B/N, ya calcula automáticamente el grosor del libro y te ofrece dos opciones:
  • Trabajar la portada/contraportada/lomo en su web: Hay varios formatos predeterminados o puedes arrastrar imágenes y texto (muy intuitivo, sólo tienes que acordarte de cargar los archivos antes).
  • Te abre un espacio para que cargues  un único archivo  que incluya portada, contraportada y lomo y lo ajustes allí al espacio requerido.

Con respecto al ISBN, Lulu te genera, automáticamente, sin cargo para ti, un ISBN para tu obra. Ojo. Es un ISBN de Lulu/Autopublicación, no te vale para otra cosa. Si quieres un ISBN tuyo tienes que pagarlo.
Drivethrurpg es un poco más especialito. Personalmente me gusta más, porque trabajo con Indesign, pero reconozco que es especialito. Cuando has acabado con el interior del libro, entras en el generador de portadas de Lightning Source y allí tienes que meter todos los datos (número de páginas, tipo de papel, gramaje, etc, etc.).
IMPORTANTE: Recuerda aquí poner correctamente el número de páginas del libro. Es el número total, el divisible entre 4. En el ejemplo que pusimos antes, deberías poner 140 (es decir, incluyendo la página que añaden ellos, no las 139 que subimos)
Con esa información generará una plantilla (en pdf o un archivo de Indesign, según prefieras) y te la envía por correo electrónico al momento. Trabajas sobre esa plantilla (viene con las instrucciones e incluso las marcas de corte que van a usar ellos después), generas un pdf y lo subes. Lo bueno de esta opción, es que puedes trabajar tranquilamente, off-line, y dejar el exterior del libro a tu gusto, ya sea maquetándolo o con una imagen completa que ya tuvieses preparada. El archivo de plantilla que te envían es peculiar, pero tú trabaja únicamente en las zonas indicadas en el propio archivo y no tendrás problemas.
IMPORTANTE TAMBIÉN: La plantilla que te envían lleva un código de barras para el ISBN, debes borrar (o tapar) ese código de barras o no te admitirán el archivo. Si quieres usar un código de barras para tu ISBN (si lo tienes), debes incluir un rectángulo blanco de 1.75×1 pulgadas (4.44 x2.54 cm) donde quieres que vaya situado. El código de barras que incluye la plantilla (además de que tienes que eliminarlo) es el que indicas tú en la página web de creación de portadas. Si no tienes un ISBN propio pon trece ceros cuando te lo pidan al crear la portada.

Pedir una copia

Una vez terminas con la portada, en Lulu ya lo tienes todo listo, ya puedes pedir una copia de muestra o ponerlo a la venta.

En Drivethrurpg lo envían a revisión (desconozco si automática o cómo) de imprenta y tardan un cierto tiempo (entre uno y varios días) en aprobártelo. Después ya puedes hacer lo que quieras con él, como en Lulu.
Suerte compañeros.
Para el 2018
Se acaba el año. Sí, ya sé que aún quedan dos semanas y pico, pero “eso no es nah”. Antes de que acabe el año haré una entrada sobre lo que he descubierto en lo relativo al proceloso mundo de tratar con las imprentas de POD (print on demand) y como preparar los archivos para que no den problemas, pero hoy quiero hacer un post de propósitos de hobbie para el año venidero, más que nada porque al haberlos puesto por escrito es como si me obligase más a mí mismo a cumplirlo, y me evito diletar entre los proyectos que están en marcha y otros. Venga, al turrón:

HIJOS DE SAVAGE

En enero saldrá el número 3 y durante el 2018 deberían salir, si no hay problemas, también el 4, 5 y 6. Me he puesto, como meta mínima, escribir en, cada número, el editorial, un pnj/bicho y una partida.
No tengo quejas sobre la aceptación de la revista. El primer número lo petó en cuanto a número de descargas y el segundo tuvo un número más moderado (aunque muy generoso). Soy consciente de que un amplio número de descargas son “de trastero”, es decir, que responden a ese ansia acumulativa de pdf’s de partidas y material rolero . Material que acaba leyéndose por encima o pulcramente clasificada en el disco duro sin leerse, pero en el fondo de mi oscuro y viejuno corazoncito guardo la esperanza de que, en alguna mesa, se juegue alguna de las partidas que escribo.

CAERDROIA

Este año ha salido el básico. Con bastante retraso sobre lo que tenía previsto. Lo bueno es que he aprendido un montonazo sobre como plasmar por escrito una ambientación (que tiene su aquel aunque la tengas muy mascada y definida) y lo malo es que lo he aprendido a base de trastazos.
Tras pelear con Lulu estoy esperando la copia de prueba. Y, aprovechando que estoy recibiendo feedback sobre erratas en el manual (se agradece, muchos zenkius) se corregirán y se resubirá el archivo a Lulu. Aunque yo pondré un enlace desde el que poder acceder a esa impresión en Lulu (a coste de producción), dado que todo el mundo que tiene el manual en pdf es propietario legal del mismo, es libre de imprimirlo para su uso personal, incluso en la propia Lulu creando su propia versión impresa si le da la gana. Una única norma: si yo no cobro a los demás, quien haga eso tampoco.
Drivethrurpg es tema aparte. Es mucho más barato para imprimir en color, y además te da unas instrucciones muy claras (a años luz de distancia de Lulu) sobre como debes preparar el pdf. Lo malo es que el pdf de Caerdroia ya está hecho y adaptarlo a lo que pide Drivethrurpg podría suponer una remaquetación (que no se va a hacer). Estoy buscando formas de solucionarlo. De cómo preparar todo, como dije al principio, hablaré en la siguiente entrada.
Cosas nuevas de Caerdroia: Estoy trabajando en la campaña “Tiempos Interesantes”. Fecha de salida: no tengo. Le estoy dedicando un cuarto del tiempo que tengo para dedicar a hobbies. Lo bueno es que ya está testada, falta escribirla coherentemente y maquetarla.

MAÑANA AMANECERÁ

Módulo de temática Lovecraftiana. Salida probable: finales de febrero (y digo probable porque la vida es sueño y los sueños sueños son, y uno nunca sabe lo que acaba pasando).

GUÍAS DEL MÁSTER VIEJUNO

Primera guía
Más que un proyecto es una gamberrada continuada. La primera guía, la “Guía de reciclaje” está al 33%. Salida estimada: finales de enero.
¿Cómo se las apaña un máster viejuno que regresa a la dirección tras la inactividad?, ¿y uno viejuno que quiere adaptarse a los nuevos tiempos roleros? Pues se apunta a la Confederación de Másters Viejunos, donde le asignan un asesor y le facilitan unas guías para su adaptación.
Las guías están escritas en tono semi-humorístico. La primera está pensada tanto para los Másters Viejunos como para que sirva de información a los nuevos en esto del rol. Como dije es una gamberrada destinada a ser entretenida y, si puede ser, útil.

PHYLAX

Portada muy provisional
Ambientación de corte sobrenatural en el mundo actual. Salida probable: finales de 2018.
Soy un pelín duro de mollera, pero algo he aprendido con Caerdroia. En lugar de poner todo de principio en el manual, espantarme por la extensión, ver que es necesario quitar cosas y verme obligado a andar con pies de plomo revisando todo para asegurarme de que no había dejado referencias a algo que había quitado, ahora lo estoy haciendo al revés, es decir, comienzo por lo muy, muy básico y voy expandiendo.
Saldrá, de un modo u otro, aún no lo tengo claro, como ambientación para Savage Worlds, y como manual completo aprovechando las facilidad del OGL y las SRD para otro sistema (dudo entre dos, aún no tengo claro cual, lo más probable que haga consulta popular en su momento).
Y esa es la previsión, creativamente hablado, de lo que saldrá en el 2018. En la web viajerosalvaje.es es donde está todo recopilado todo el material que voy sacando, porque aquí en el blog se hace difícil de encontrar todo junto.

Buen día.
Reflexiones sobre el mecenazgo de Flash Gordon

Cuando escribo esto quedan unas horas para que finalice el Kickstarter de Flash Gordon.

El Kickstarter, pese a que la sensación en la red es que no ha sacado demasiado, en realidad, por decirlo finamente, lo ha petado. Vamos a ver los números (los datos son de cuando escribo esto).

Como se puede ver, en comparación con los anteriores Kickstarters de Pinnacle, sólo hay dos que superen la recaudación (actual, falta el último empujoncito), que son Rifts y Deadlands Noir. Rifts es imbatible, es lógica la elevadísima cantidad, y el éxito de Deadlands Noir es debido a la conjugación de dos temáticas muy apetitosas para el jugador/director medio, que son Deadlands y el género Noir.
En cuanto a participantes españoles, los 11 actuales (igual cae alguno más y cambia el ranking) sólo son superados por The Last Parsec, Rippers y Rifts. Rifts no cuenta, porque juega en otra liga distinta, pero los números de los otros dos, pese a ser superiores tampoco lo son por una gran diferencia.
Es curioso ver como ambientaciones tales como ETU o WWRome, que ahora tienen bastante tirón “social” en nuestra comunidad jugadora particular, en su momento tuvieron un apoyo tirando a reducido por nuestra parte. Yo achaco el mayor apoyo actual al “efecto youtube”.
¿Porqué ha tenido éxito el kickstarter de Flash Gordon?
¿Por su precio? Va a ser que no. Algunas opciones son más caras de lo habitual.
¿Por los stretch goals? Jajajajajaja. Ayyy. No me hagas reír. No, ya te lo digo yo que no.
Va a pasar de los 100.000 dólares porque, coño, es Flash Gordon, y porque su primera salida al mercado rolero es en inglés. Vamos por partes.
Cuando hablamos de Flash Gordon estamos hablando de ciencia-ficción primigenia, como quien dice. Sus historias originales, según los estándares actuales son pulp, earth power, simplistas y discriminatorias, lo cual debería hacer que nadie se plantease un juego al respecto. Ya. Pero la mente humana no es tan simple. Para los de una cierta edad, como yo, Flash Gordon es un icono de la ciencia ficción: naves espaciales, rayos, tiroteos en pasillos abarrotados, alienígenas sorprendentes, política interespacial, naves que se estrellan en planetas salvajes… Y si eso lo diriges desde un punto de vista actual tienes una ambientación compleja (pasó de ser la lucha en Mongo a las luchas intergalácticas), ultra pulp y con mucho material de inspiración. Nostalgia+cifi+mucho material=éxito.
En España, el éxito que tenga la ambientación de Flash Gordon, a futuro, está por ver. Seamos sinceros, en España, un alto porcentaje de los roleros conoce Flash Gordon únicamente por la película y poco más. Y de los otros, una parte no quiere decir que le gusta porque los comics de Flash Gordon, actualmente, no son políticamente correctos. Ni de lejos.
El juego es otra cosa. ETU, por ejemplo, tiene como punto de partida un ambiente claramente clasista como es el de un instituto peliculero… y sin embargo ni la ambientación ni las partidas tienen esos defectos. Estoy seguro que lo mismo ocurrirá con Flash Gordon… porque es Pinnacle.
Por otro lado, Flash Gordon viene, desde mi punto de vista, a cubrir un cierto vacío de estilo de ambientación cifi. A mí hay tres estilos de cifi a los que me gusta dirigir/jugar: El del universo complejo, con grandes flotas, exploración y alienígenas (por eso hice Caerdroia), el que es estilo Dark Matter o Killjoys (y para ese es estupenda la ambientación Mercenary Breed) y el estilo de la cifi pulp. El hueco de la cifi pulp estaba cubierto por Slipstream, pero al leerlo, pese a ser molón, deja el regusto (al menos a mí) de ser un Flash Gordon marca blanca. Pues para eso, Flash Gordon.
Ahora vamos a darle un vistazo al Kickstarter (a las opciones pdf, más que nada):
Warrior of Mongo: Manual básico por 20 dólares (16.85 euros hoy) y stretch goals. Barato no es, pero sí es 5 dólares más barato que los últimos que ha sacado Pinnacle.

Warlord of Mongo: Manual básico, Atlas de Mongo, Insertos de pantalla (¿insertos?, ¿cómo narices se puede traducir “inserts” de forma coherente?), una aventura de 32 páginas y stretch goals por 45 dólares (37.92 euros). Si vas a plantearte dirigir esta es tu opción. Seguro que ahorras cerca de un 20% con respecto al precio de venta a posteriori (y no pagas por lo que sale en stretch goal que luego tendrás que pagarlo).
Stretch goals (ó “si Pinnacle te vacila, tú te aguantas y lo asimilas”)
Estoy por pensar que Pinnacle ha sacado estos stretch goals para poder montar partidas estéticas y que los que dirijan puedan jugar con las mentes de sus jugadores y convencerlos a través de la estética. Para eso y para “masmolar” en las partidas de demostración.
Igual no sabes qué demonios es un “table tent”. Pues es una hoja impresa, que la doblas, la colocas delante de ti en la mesa y por un lado tiene información de tu personaje para que la vean los otros jugadores y por el otro (el que está hacia ti) tiene la información de tu personaje. O sea, algo como esto, 
pero en versión chachi y que ya te lo dan en formato editable. Que sí, que farda mucho para las partidas de demostración, pero…
 Sin más pistas da la impresión de ser una ficha, como la que vendrá en el interior, pero editable.
 Lo mismo de siempre, pero con la estética de la ambientación. Útil para imprimir una o dos, plastificarlas y dejarlas encima de la mesa para consulta de los jugadores.
Personajes pregenerados. Útiles para un one-shot y partidas de demostración, pero poco más.
Lo de siempre que tanto me molesta. Usar stretch goals como “desbloqueadores de add-ons”. Y si fuese como en algunos equipos de Blood Bowl, que cuando se desbloquea moldean la figura nueva, parecería menos pitorreo, pero es que aquí esas figuras ya estaban a la venta si te comprabas la mega-caja física, y seguro que van a estar a la venta después. Lo que ganas es, seguramente, poder comprarlas más baratas, pero para los amantes del pdf es un choteo máximo.
Enemigos pregenerados. Ya te vale, Pinnacle, ya te vale.
El primer stretch realmente chulo. Un mapa de Mongo imprimible en tamaño decente es una gran cosa, y no sólo para jugar sino porque, leches, es Mongo, es Flash Gordon y esas cosas que ya dije antes.
Repetimos el pitorreo de las minis.
Este tenía que estar mucho antes. Expansión, que le facilitará la vida al director, sobre una de las mecánicas nuevas del juego.
También buen stretch goal. Relacionado con el anterior. Tenía que estar mucho antes en la lista.
Nos vacilan. El decimoprimer stretch goal… ¿unos marcapáginas?
O sea, pawns, cosas que imprimes y doblas para usar en lugar de figuritas. Pues bueno, pues vale.
Versiones impresas de dos de los stretch goals, y no precisamente de los más interesantes.
Idos al pedo, Pinnacle. ¿Y las aventuras extra y esas cosas? Haber sacado una one-sheet gratis para mantener el hype no es suficiente. Por en medio de todo esto tendría que haber salido una campaña de puntos argumentales o, al menos, una base para eso, estilo de la del Medio Sol que salió para Weird Wars Rome.
Para finalizar:

Flash Gordon es un hecho. Está financiado y con todos los stretch goals alcanzados. Y va a ser cojonudo, porque es Flash Gordon. Los viejunos lo dirigiremos para que el resto veáis que tenemos razón.