Hijos de Savage nº3

Pues ya está aquí. Los malvados no descansan… y nosotros tampoco, a paso firme… bueno… normal…., como podemos, vamos avanzando en nuestra intención de darle continuidad a la revista.

Ya sabéis la mejor revista digital, fan, en español, gratuita, sobre Savage Worlds, que podáis encontrar.

Pinchad AQUÍ para descargarla.


Guía de Género: Horror, y alguna reflexión
Hoy toca reseña, pero un poco distinta de lo habitual. Voy a hacer una reseña de la Guía de Género: Horror, incluyendo una pequeña comparación con la Guía de Género: Ciencia Ficción y, al mismo tiempo, aprovecho para colar una pequeña reflexión sobre el horror en las partidas.
Ambas guías son buenas, vaya por delante, pero responden a dos filosofías completamente distintas de lo que es un manual de género.
Ambas responden al mismo concepto básico: suplementar lo que no está en el manual básico de Savage. El reglamento básico puede cubrir muchas cosas, pero cuando se entra en cuestiones muy específicas de un género concreto se nota que hace falta más, y para eso están las guías de género.
La Guía de Género: Ciencia ficción está redactada desde una filosofía destinada a proporcionar reglamento.
¿Cómo funcionan las leyes de la física en tu ambientación? ¿Qué tipo de armamento hay?¿Es común el viaje espacial?¿Hay escudos como en Star Trek?¿Hay gigantescos robots que dominan el campo de batalla? Los autores no saben como es tu ambientación, pero si tienen bastante claro que cosas faltan en el manual básico y que podrías necesitar en una ambientación ci-fi. Los autores saben que crear tecnología nueva (lo que vas a necesitar hacer casi con seguridad) sin que el sistema se rompa es complicado, de modo que llenan la guía de género con reglas para crear cosas (vehículos, naves, androides, mechas, armaduras…) y ponen todo tipo de armas. Pero lo hacen de modo que la construcción sea modular, para que se pueda adaptar a la tecnología que quieres que haya en tu ambientación. ¿Quieres que haya camuflaje de naves espaciales? Puedes ponerlo, viene en la guía. Ah ¿Qué en tu ambientación no hay camuflaje de naves? Da igual, el sistema de creación es igualmente válido, pero no aplicas ese “módulo”.
La Guía de Género: Horror está redactada desde una filosofía destinada a proporcionar ejemplos.
Y es así porque no hay la misma necesidad de reglas nuevas como en las ambientaciones Ci-fi. Hay algún dato de reglamento nuevo (no muchos) y reglas de ambientación (tampoco muchas, pero suficientes).
Es cierto que hay poderes nuevos, pero estos están más centrados en el horror. Muchos de estos poderes son de “inspiración grimorial”, por definirlos de alguna forma. Son poderes para invocar/ desterrar criaturas y todo el tipo de hechizos rituales que hemos visto en películas. No son poderes que usar en combate, son los poderes que tus personajes (o sus enemigos) van a usar en contadas ocasiones, mientras están tranquilos, quizás en la semioscuridad de un sótano que huele a humedad y sangre. Son la contrapartida oscura a los “chachipirulis” de siempre que son sobradamente conocidos.
En la guía vienen ejemplos de posibles reliquias y artefactos mágicos… pero no vienen reglas para crearlos. No vienen porque sería, creo yo, incoherente. ¿Cómo creas reliquias que tengan poderes adecuados para cualquier ambientación? ¿Montas un sistema de creación modular como el de naves espaciales? La verdad es que no. En cada ambientación puede cambiar tanto lo que unas reliquias serían capaces de hacer que un sistema de creación haría aguas. Además, para eso ya están los “objetos mágicos”, y para crearlos ya hay un conjuro.
¿Quieres un sistema de creación de objetos mágicos? Estás confundiendo una ambientación de horror con una ambientación de D&D.
Vas a encontrar ejemplos de posibles razas para personajes jugadores sobrenaturales, y en cada uno de ellos características y debilidades que puedes aplicar a las razas que tú crees. Es lógico hacerlo así, viendo los ejemplos ves como se han aplicado esas características e incluso puedes crear tú otras nuevas. ¿Podía haber un enorme listado de características, fortalezas y debilidades que aplicar a PJs sobrenaturales? Podía haberlo, claro que sí, pero nunca cubriría todo lo que, seguramente, se te pueda ocurrir. Por tanto, aquí, más valen ejemplos que listados.
Algo parecido pasa con el equipo. Muestra ejemplos de como se ha pasado a Savage Worlds equipo famoso. Después  tú puedes usarlo o, viendo como lo han hecho, crear el tuyo. De todos modos una lista extensa de equipo sería algo redundante en esta guía, ya que una ambientación tiene que situarse en un período histórico concreto y ese período ya tiene su equipo propio: una ambientación de horror en un período medieval usará tecnología medieval y alguna cosa especial (que ya viene en la guía o es fácilmente extrapolable), una ambientación actual usará tecnología actual, etc.
Como curiosidad, si quieres jugar a Cazafantasmas puedes hacerlo, porque vienen las estadísticas del macuto atómico y el atrapador.
Lo mejor de esta guía es el bestiario. Es cierto que  la guía de cifi incluye un bestiario, pero en la guía de horror el bestiario ocupa la mitad del libro.
¡Oh, que exageración!
Pues no.
Una ambientación de horror se caracteriza, principalmente, por cuatro factores:
  1. El período histórico en el que se desarrolla.
  2. El grado de conocimiento que tiene la sociedad de lo que causa el horror.
  3. Cómo reaccionan las personas a ese horror cuando se ven superadas por el mismo, ya sea física o mentalmente.
  4. Lo que causa el horror.

El período determina la tecnología del momento, por lo tanto sí que tiene una cierta repercusión en el reglamento.
El grado de conocimiento del horror por la sociedad repercute, mayoritariamente, en la trama.

Cómo reaccionan las personas al horror cuando se ven superadas necesita del reglamento, ya que debería ser algo que saliese, en parte, del control del jugador.
El cuarto factor, Lo que causa el horror, no es simplemente la idea de lo que lo causa, sino las manifestaciones físicas del horror. Y eso es bestiario. ¿Por qué digo que son las manifestaciones físicas? En una ambientación Cthulhoidea, por ejemplo, el horror último es la llegada a la mente humana de la comprensión de que existen esas fuerzas primigenias, inhumanas, a las que no les importamos, y la comprensión de una realidad totalmente distinta a la nuestra. Eso no es “un bicho”, pero sólo mediante una manifestación física se puede llegar hasta ese horror mental. Son los “bichos”, los sectarios, o las consecuencias de los actos de estos los que nos suelen llevar hasta el conocimiento, bien sea por comprensión o por un tomo esotérico.
En Solomon Kane existe la comprensión del mal, pero a lo que se enfrentan los jugadores es a las manifestaciones físicas de ese mal o a las consecuencias de los actos de quienes traen ese mal.
En una ambientación del estilo de Alien, aunque el verdadero horror es el miedo a ese algo desconocido que aparece en nuestro espacio seguro y nos vemos obligados a afrontarlo, el enfrentamiento se produce contra “el bicho” que, una vez visto, limita el horror a lo desconocido pero acrecienta el temor a lo diferente.
Una banshee, o la Caza Salvaje, son manifestaciones del miedo a un más allá que, en lugar de quedarse más allá (disculpad el juego de palabras), se acerca a nuestro mundo material. Lo que subyace es el miedo a esa conexión fuera de nuestro control, pero la manifestación de ese miedo reside en el bicho, en la entidad que nos muestras que la barrera entre ambos mundos se ha roto.
Por eso, desde mi punto de vista, es un acierto que el bestiario ocupe tanto en el libro. Primero porque es fácil encontrar criaturas que se adapten a tu ambientación (con el trabajo ahorrado que ello implica), y segundo, porque si no hay alguna que se adapte directamente, es seguro vas a encontrar algo que podrás modificar para utilizar.
Y para eso existen las guías de género, para facilitarte las cosas.
Dos tipos de directores de Savage

Decía el sabio que existen 1 0 tipos de personas, los que saben binario y los que no.

Del mismo modo yo, aunque no tan sabio, divido a los directores de Savage en dos tipos:

  1. Directores a los que les chifla la posibilidad de meter primates en sus partidas (aunque no todos son lo suficientemente salvajes como para reconocerlo en público. ¡Sed valientes, hermanos!).
  2. Directores a los que no.
Usando la Guía de Genero: Ciencia Ficción aprovecho cuando tengo ocasión para meter a los Decapitadores. Lo malo (para mí) es que claro, si la gente anda por el espacio, no puede haber monos por todas partes 🙂
De modo que una entrada del bestiario de Caerdroia tenía que ser para un primate. Quizás sea lo menos serio de toda la ambientación, un detalle muy pulp metido por puro espíritu “salvajuno”, pero el cuerpo me lo pedía.
¿Innecesario desde un punto de vista práctico? Posiblemente.
¿Imprescindible desde un punto de vista friki-rolero? Desde luego.
Aquí va, con una ilustración de Biz SS, el Blaukaro PSI, mi capricho como autor en el bestiario de Caerdroia.

Blaukaro PSI (Comodín)

El blaukaro recuerda, por su forma básica, a un gorila de la Vieja Tierra. Posee tres ojos, uno en lo que podría considerarse la frente y otro en cada una de las sienes, permitiéndole así una visión periférica mucho más amplia de lo normal.
La estatura de los especímenes adultos que se han podido capturar varía entre los dos metros y los dos metros y medio. Su piel, muy dura, está cubierta por un pelaje dorado.
Atributos: Agilidad d10, Astudcia d8, Espíritu d8, Fuerza d12, Vigor d10
Parada: 5 Paso: 9 Dureza: 12
Habilidades: Pelear d6, Notar d8, Lanzar d6, Sigilo d6, Intimidar d8, Psiónica d6 (Noquear)
Ataque CaC: Armas naturales
Capacidades especiales: Cuando el Blaukaro reciba una herida emitirá una onda, cuyo efecto es equivalente al poder Noquear (realizará la tirada de Psiónica correspondiente), que afectará a todos los seres en el radio de una plantilla grande. 
En caso de que se use en otra ambientación, sustituir el poder de Noquear por el de Aturdir.