Cuñadeo Lovecraftiano

Bueno, llevo meses, lo que se dice meses, sin escribir ni una sola entrada.
La verdad es que entre la salud (nada de Coronavirus, sólo que uno ya va teniendo achaques) y la que está cayendo a todos los niveles, hizo que no me apeteciese escribir en el blog.

Tengo pendiente una entrada del primer suplemento para la campaña Deepnight Revelation de Traveller, pero antes de regresar con algo que (intento) sea serio, me apetece regresar con un poco de cuñadeo del bueno, de ese que sueltas con meras impresiones y con lo que crees que es lógica.

Aviso habitual: Es cuñadeo, nada científico ni objetivo. Por tanto susceptible de estar equivocado… pero me da igual, de modo que a tí que me lees también debería darte igual.

Vamos al tajo.

Durante el coronovirus-time he tenido algo más de tiempo para leer, de modo que me compré el Manual del Guardián de la séptima edición de La Llamada de Cthulhu. Una gozada de manual, oiga. A eones estelares de distancia de aquel primer manual de Cthulhu, y no ya sólo por los colorines, sino por el contenido, que da gusto leerlo.

A lo largo de mi vida rolera he dirigido mucho Cthulhu (como casi todo el mundo que lleve unos años en la afición) y me gustan las campañas largas (he dirigido Las Máscaras de Nyarlathotep en el pasado, hace un año y algo dirigí Asalto a las Montañas de La Locura para Savage y en breve comenzaré a dirigir Mentiras Eternas para el Rastro) más que los one-shot. De modo que en cuanto cayó en mis manos este Manual del Guardián lo primero que hice fue mirar cuanto costaba la nueva versión de Las Máscaras…, y al verlo pensé que con ese precio espero a que salga en castellano en lugar de leerla en pérfido-albionés, pero no sé, no sé.

Mientras todo eso ocurría, me enteré del Verkami doble de Lovecraftesque y El Sueño de Cthulhu. Dudo mucho que juegue una sóla partida a Lovecraftesque en mi vida, pero mi pensamiento inicial fue: “Vamos a por los físicos, muchacho, ¿acaso no tienes una versión impresa de Tremulus y es PBTA?”

Pero después, en un momento de aburrimiento me puse a ver la partida de El Sueño de Cthulhu y una entrevista a Tiberio en la que se hablaba del juego y pensé “Joer, para esto no necesito ningún reglamento adicional”. Y a puntito estuve de salirme del Verkami por completo, porque entre uno que sé que no lo voy a jugar y otro que me la impresión de redundante, pues se me pasó el hype muchísimo. Pero bueno, al final, como quiero que salgan cosas Cthuloideas, me quedé en los niveles de aportación digitales, y cuando los lea, si veo que me emocionan los compraré en físico.

Así de buenas a primeras, en modo cuñado máximo, y con lo que vi en el texto del Verkami y en la partida, no creo verle sentido a sacar un juego completo para algo como El Sueño de Cthulhu (cuando lo lea escribiré otra entrada y si cambio de idea lo diré, que es lo bueno de cuñadear, que te puedes retractar sin sonrojamientos).

Porque yo (y seguro que como yo habrá más gente) visto lo visto, creo que El Sueño de Cthulhu es una buena idea con eso de la gente de distintas épocas y lo de las Tierras del Sueño y todo eso, que sí, y no dudo del buen hacer del autor, ilustrador, etc. Pero si parece que no viene información histórica, no viene una campaña (aunque parece ser que saldrá en el futuro), no vienen muchas reglas que yo (en mi cuñada mismidad) creo necesarias para algo así, y además el sistema es un BRP de toda la vida. ¿Qué me ofrece el juego además de una buena idea?

Quizás, pienso yo en mi cuñadismo, ateniéndonos a lo que se nos ha dicho en entrevistas y hemos visto en la partida de demostración, los suyo hubiese sido sacar no un juego individual, sino un sumplemento sobre las Tierras del Sueño compatible con La Llamada de Cthulhu. Que oye, dices que lo sacas para Cthulhu d100… y te quedas tan ancho. Todo el mundo sabrá que es compatible con La Llamada y te has ahorrado problemas legales con Chaosium (y que narices, luego cuando saques material lo sacas también compatible con Savage). No sé, ya se verá cuando se nos entregue el pdf a los mecenas si el contenido justifica un juego independiente.

Y si no, no hay más que ver al autor de La Sombra de Saros. “Edición dual compatible con los sistemas Cthulhu d100 y Ratas en las Paredes”. Perfecto. Me pareció una solución perfecta. Tienes una idea para una campaña y como no te apetece publicarla dando derechos a otros en el Miskatonic Repository de Drivethrurpg (que también me parece una buena solución para publicar material de La Llamada) pues lo sacas para Cthulhu d100 y así también puedes sacarlo por Verkami. Me quito el sombrero ante Xabier Ugalde y digo que, a todo esto, la campaña -para mi gusto- le quedó muy bien.

Pues eso, que aunque la entrega del físico está prevista para octubre de 2020 supongo que los mecensas tendremos el pdf antes, y entonces veré si mi cuñadeo era acertado o no.

Salud y buenos alimentos.

(Actualización: Aquí la segunda parte de esta entrada)