Reflexiones post mecenazgos

Voy a comenzar diciendo que esto es mi opinión cuñada. Por mí cada uno puede gastarse los cuartos en lo que sea. Voy a decir cosas “malas” sobre actitudes que yo veo en la comunidad rolera. Es mi opinión.

Han acabado las financiaciones de Robotech y de Savage Arena, con resultados “discretos”, por decirlo de alguna manera. Robotech ha tenido 105 aportaciones y Savage Arena ha tenido 134 mecenas únicos (descontando los add-ons).

En esta entrada (https://viajerosalvaje.blogspot.com/2019/08/mecenazgos-savage-arena-y-cunadeo.html) anunciaba dos cosas, la primera que los proyectos de SW debían contar que la financiación básica debía andar sobre los 130 mecenas únicos (gran profecía) y también dije que Savage Arena tendría un mínimo de 175 mecenas únicos (una cagada como profeta, oiga usted, además en la porra de Telegram puse que la recaudación estaría sobre 7.414 euros, en consonancia con esa estimación).

¿Qué ha ocurrido?

Aquí podéis ver un vídeo de Gon reflexionando un poco al respecto antes de que acabase el mecenazgo: https://youtu.be/7vnEOhStf_s

Yo, en mi mismidad, no creo que la Diasporá Gemasiana afecte a la publicidad de los proyectos comerciales. Sí que afecta a los proyectos amateur y a las cosas que se compartían, pero en tres de las cuatro redes sociales sustitutas en las que estoy (facebook, mewe y telegram) se compartió varias veces el enlace del verkami y se comentaban novedades (sobre todo en el grupo de telegram).

Lo de Robotech, personalmente, me parece normal. Yo soy un gran fan de Savage y ni me he planteado participar en el mecenazgo/preventa. Los mechas no me gustan. Jugaba a Battletech pero me parecía defectuoso y la única serie que vi con robots bípedos fue Mazinger Z.
La nostalgia jugaba a favor de Robotech, pero es una baza muy limitada, porque entre los salvajunos hay un sector bastante talludito.
La cuestión es que los posibles mecenas de Robotech conocen la ambientación y también conocen la adaptación a Savage. Si no lo han comprado no ha sido por falta de información.

Pero de aquí podemos extraer algo: viendo la cantidad de gente que decía “uuhh, Robotech, mooola” y la gente que ha participado, las editoriales deberían contar con sólo el 40% de la gente que lo está pidiendo. El nivel de postureo es altísimo en la comunidad rolera.

Desde mi punto de vista Savage Arena es un caso distinto. Savage Arena es una buena ambientación. No es el tipo de ambientación que yo suelo dirigir, pero como sé que es buena entré en el mecenazgo para apoyar un poco.
Que sí, coño, que es buena. Por eso no entiendo que se haya llegado únicamente al número de mecenas base (recordemos, ronda los 130). ¿Qué ha podido pasar? Pues no lo sé, pero puedo cuñadear un poco al respecto.

– La gente no ha sabido bien de que trata la ambientación: Se ha demostrado en todas las redes sociales. Sí, había un kit de inicio, pero la gente no se lo ha leído. Una cosa de la que me he dado cuenta es de que la gente se lee los kits de inicio cuando está con el hype previo, es decir, antes de que esté disponible la posibilidad de comprarlo. De modo que si las editoriales pro-savage admiten un consejo cuñado: “mi mismidad opina que el kit de inicio es mejor sacarlo unos 15-20 días antes del mecenazgo, cuando el hype está alto”.

– Otro motivo es que los posibles compradores ya están esperando mucho material salvaje. Ha habido el mecenazgo de la Edición Aventura y la gente ha comprado muchas ambientaciones de calidad probada junto con el reglamento. Ese posible incremento en la base de salvajunos que han comprado el manual básico aún no se ha dado, porque aún no lo tienen y porque además tienen ambientaciones para jugar, de modo que son más reticentes a comprar ambientaciones nuevas. Si esto es así, a lo largo del 2020 debería incrementarse el número base de mecenas necesarios y sobrepasaríamos esos aproximados 130.

– La salida reciente de la Edición Aventura tampoco ha ayudado desde el punto de vista de la percepción del nivel de compra. Me explico: un rolero no salvajuno habitual se ha gastado un buen dinero en el verkami de SWEA (Savich Güorls Advenchur según algunos) y a la hora de invertir más dinero en rol ha decidido invertir en otro tipo de sistemas. Es lógico.

– Por otro lado, algo que he visto durante estos años, es que la gente dice que quiere novedades, pero en realidad quiere lo mismo de siempre pero un poco cambiado para notar algo nuevo. De ahí el éxito de los retroclones, de los chopocientos mil mundos de fantasía medieval (¿realmente cambia tanto el tipo de partida que se juega en esos mundos? no, la verdad es que no suele cambiar demasiado).

– El mundo rolero tiene memoria de pez. Hoy puedes ver a gran parte la comunidad extasiada con un juego… todos jugando a ese juego… sacando ayudas… diciendo que es el juego al que siempre han querido jugar…. hasta que sale el siguiente. Y se repite el proceso una y otra vez. El salvajuno habitual se escapa un poco de eso, ya tiene un reglamento que le gusta de modo que tiene que elegir entre ambientaciones, no entre juegos completos. Además ese reglamento que le gusta le permite jugar a todo tipo de cosas. El que está en Savage (Savash lo pronuncio yo) por el reglamento salta de una ambientación a otra y no de un juego a otro.

– El “factor autor” no creo que se pueda aplicar aquí. Ambos autores son conocidos en la comunidad salvaje y uno de ellos bastante conocido fuera de ella.

– ¿Puede haber un “factor editorial”? No lo sé. Rolecat es una editorial que no es “problemática” en sus producciones. Es más, además de cumplir, tiene un nivel de comunicación muy bueno con la comunidad e informa con regularidad a sus mecenas. Sin mentir, sin silencios y sin excusas. Por ese lado no puede haber factor editorial. Es cierto que J.R. Galvez es una persona contundente en sus opiniones (o lo parece, no lo conozco en persona), pero eso al comprador debería darle igual. Compras un producto que te gusta o apoyas un producto para que salga, debería darte igual si lo publica alguien que te cae bien o que te cae mal. Se verá en un futuro próximo cuando salgan más cosas para Savage.

– Algo que creo que también ha influido es el menosprecio a lo patrio, ese estúpido sentimiento que sale a veces de que “lo que viene de fuera es mejor”.

Quien sabe, no lo sé. Este mecenazgo me ha despistado mucho.

Mecenazgos: Savage Arena y cuñadeo

Antes de nada, continuar con mi cruzada particular

Savage Worlds Edición Aventura no tiene SWADE como siglas en la lengua de Cervantes, es SWEA o SWEDA, pero no el SWADE del pérfido-albionés. Tampoco digo que comencemos a llamar “Territorios Asilvestrados” a Savage Worlds (no recuerdo quien del grupo de Telegram hizo esa genial y  tan peculiar traducción), pero llamemos a las cosas como son.

Vale, ahora sí, Savage Arena.

Savage Arena no es un producto que esté saliendo al rebufo del éxito del reciente mecenazgo de la edición aventura. Uno de los autores, David Gutiérrez, me pasó una versión beta de la ambientación hace algo así como un año (quizás un poco más) y, después de leerla y hacer una partida con mi grupo de jugadores destroza ambientaciones para probarla, charlamos un par de veces sobre ella. De modo que puedo decir con seguridad que no es una ambientación fruto de una moda y que sí, tiene una buena cantidad de trabajo detrás.
Sale para la edición aventura (SWEA) lo que más que una ventaja para los autores ha debido ser un incoveniente porque han tenido que adaptar mecánicas al reglamento nuevo.

La ambientación se desarrolla en un futuro distópico-apocalíptico, quien quiera leer más al respecto puede hacerlo en la página del Verkami (https://www.verkami.com/projects/24053-savage-arena-el-juego-de-rol).

Savage Arena permite tres tipos de partida/escenarios que no son exclusivos los unos de los otros, los copio de la página del Verkami:

Los tres tipos de escenarios pueden ser utilizados de forma “única” durante la campaña, pero mi recomendación es mezclar los tres tipos de escenarios:
  •  Puedes hacer una campaña que te lleve dentro y fuera de la megalópolis y de vez en cuando una partida en la arena.
  • Puedes jugar al estilo cyberpunk en una megalópolis o en las zonas libres, metiendo o no los jugadores en la arena (no es necesario que sean sus personajes quienes jueguen, la arena puede ser algo que transcurra en paralelo, o incluso que tengan personajes secundarios para jugar escenarios en la Arena).
  • Lo que no recomiendo es hacer varias partidas seguidas en la Arena. No importa lo bien diseñados que estén los escenarios ni la voluntad que ponga el director de juego en el papel de presentador… varias partidas seguidas en la Arena pueden llegar a cansar. Es como el suplemento del Festival de la Cosecha de Hellfrost: está muy bien, pero competiciones todo el rato también llega a cansar.
Eso no quiere decir que opine los escenarios de Arena pura y dura sean malos, quiere decir que opino que son algo que puede llegar a saturar si no se dosifica bien.
Cuando escribo esto llevan recaudados 4143 euros (de 6000) y 85 mecenas únicos (sé que en la página pone 96, pero es que verkami incluye los add-ons como si fuesen mecenas también) y quedan 30 días de mecenazgo, de modo que no cabe duda de que es un proyecto que va a salir adelante. Sobre el número de mecenas hablaré más en la parte del cuñadeo. 
Rolecat ha hecho un movimiento inteligente en este mecenazgo, y es poner un early bird de cantidad (en lugar de tiempo) pero muy amplio, y que incluye todo (o casi todo) de la edición física. Con esto se han asegurado:
  1. Que el early bird, que es raro que no se agote, sea un poco más del 58% de la cantidad necesaria para la financiación del proyecto, y que así en los primeros días ya se cuente con esa cantidad.
  2. Se asegura las ventas de un cierto número de ediciones físicas de cosas que están también en add-on tales como la pantalla, y el mazo de cartas, cuyo precio depende en gran medida del número que se imprime. Asegurándose un cierto número fijo ya pueden hacer mejores cálculos de precios y cantidades.
  3. Al no activar paypal mientras dure el early bird se asegura de que más del 50% de la recaudación básica del mecenazgo no va implicarle un gasto (ergo, menos ingresos) por parte de paypal. Pero el paypal es necesario, hay unos cuantos que preferimos no andar dando nuestros datos bancarios por todas partes y para eso precisamente tenemos paypal.
Como puedes ver, estimad@ lector@, ya he entrado un poquito en el cuñadeo. Vamos al turrón.
En la era pre-SWEA los mecenas básicos que un proyecto de mecenazgo necesitaba para salir adelante era un número entre los 130 y los 160. Después vino High-Space y subió esa media hasta incrementar la horquilla a  los 140-180.
High-Space tuvo una gran aceptación lo que le llevó a tener 189 mecenas únicos, incluyendo tiendas. Sí, soy consciente de que en la página del verkami pone que son 276 aportaciones, pero si descontamos las aportaciones a add-ons (que, como ya dije, Verkami las cuenta como si fuesen mecenas) nos quedan 189. Es por encima de la media (sobre un 12% más), pero tampoco creo que marque una tendencia alcista continua. Tenemos que tener en cuenta que High-Space es una ambientación de calidad contrastada, muy conocida en nuestro país y que unos cuantos llevábamos diciendo “en los internetes” que era necesaria (junto a The Last Parsec).
Luego vino SWEA y en algunas redes sociales, visto el éxito del mecenazgo del reglamento, se pensó que a partir de ahora se iba a atar a los perros con longanizas. Y aunque es probable que se pueda aumentar ligeramente el número de mecenas “básicos” necesarios para que un proyecto salga adelante, yo de las editoriales procuraría que mi proyecto no requiriese más mecenas que los habituales 130 (y como no tengo una editorial, que mi ambientación es gratis, puedo permitirme cuñadear todo lo que quiera sobre los proyectos y “los dineros” de los demás, que para eso tengo un blog, para cuñadear en público y no sólo martirizar a los de siempre en privado).
Los salvajunos nuevos tienen una gran cantidad de material de calidad ya probada con el que jugar (50 brazas, Lankhmar, High-Space, Ultima Forsan y un largo etcétera) de modo que aunque haya algunos que se metan a los mecenazgos no van a proporcionar, así, de principio, una gran subida. Ojalá me confunda, pero mi cuñadismo me dice eso.
Mi apuesta por Savage Arena está en la horquilla entre los 175 y los 193 mecenas, veremos por cuantos me confundo. Porque es una buena ambientación y porque hay un buen proyecto detrás. Quizás falte un poco más de promoción, a ver si ahora que ya acabaron las TDN le dan un poco más de visibilidad en canales de youtube, que es lo que realmente ve la gente, que los blogs de los primitivos que escribimos tienen mucha menos repercusión.
PD: Este fin de semana me pongo con la maquetación de la siguiente aventura de Caerdroia.