Una futura asociación de editoriales roleras

 

Justo encima de estas líneas está el vídeo de youtube correspondiente a la charla de Edición de Juegos de Rol en España que se celebró al amparo de las Netcon. En los primeros minutos de la charla se habla sobre el proyecto (naciente) de una asociación de editoriales roleras, lo cual me parece no sólo encomiable sino también, dado el estado actual de la afición, algo útil.

Este es el claro ejemplo de que, si al final se lleva a cabo, la unión hace la fuerza.

Y hasta ahí llegaba lo que tenía escrito de la entrada cuando la comencé el martes por la tarde. La dejé a medio escribir (hoy al abrir el ordenador es lo primero que ha aparecido) y salí a la calle. Tuve un accidente (no de gravedad) que me machacó el pecho (lo tengo de colores entre morado y amarillo según la zona), me fisuró una costilla (de esas mierdas que sólo te duelen cuando respiras) y, como por si acaso me hicieron una revisión, me descubrieron un tromboembolismo pulmonar. Es decir, el accidente me ha salvado la vida porque el trombo ya tiene un cierto tamaño y de haber ido a más… pues chungo. ¿Y cómo es que hoy jueves por la tarde ya estoy escribiendo esto en mi casa?, pues porque como gasto parte de mi sueldo en un seguro privado en lugar de en toneladas de rol y otros vicios (que oye, cada uno se gasta el dinero en lo que le sale de los cojones), en estas 40 horas me han hecho dos analisis de sangre, tres electrocardiogramas, un TAC general, un angiotac torácico, un ecocardiograma y una ecografía doppler venoso de miembros inferiores. Algo que en la seguridad social (que en España es genial, que nadie venga a decir que afirmo lo contrario, que me conozco a los ofendiditos) me hubiese mantenido en el hospital durante varios días más. Ahora pertenezco al club del sintrom al menos durante unos meses. 

¿Y porqué os cuento toda esta mierda? Porque haberme salvado, de causalidad, de un mal futuro, me ha hecho subir de nivel en sudapollismo: ahora lo tengo a nivel 20 si lo miramos con sistema d20, o con nivel d12+2 si lo miramos en Savage Worlds. De modo que voy a continuar la entrada con ese nuevo espíritu:

Es cierto que la unión hace la fuerza y que, como dicen los propios participantes en el vídeo, les valdrá para darse apoyo unos a otros, solucionarse dudas, conseguir indicaciones de donde pueden conseguir una determinada cosa o buscar imprentas que les hagan trabajos de cierta manera…

Todo guay, cojonudo, es innegable. Pero hay algo que ninguno ha mencionado en las ventajas, y que yo esperaba escuchar: BUSCAR TRADUCTORES. Lo voy a repetir en centrado, con más espaciado y en negrita:  

B U S C A R  T R A D U C T O R E S.

Que oye, me parece genial que las editoriales que están comenzando tengan que mirar de ahorrarse unas perrillas para poder sacar el proyecto adelante, pero es que de un tiempo a esta parte las traducciones de los juegos han pasado de ser “mejorables” a ser “pasables” y después a ser “muy, muy, muy, muy, muy, muy,, pero que muy justitas”. Y eso siendo generoso. Aquí debo romper una lanza en favor de HT que hace unas buenas traducciones.

¿Qué una traducción mejor encarece el producto? Sí, ya, claro, pero es que igual la gente comienza a pensar que para tener una traducción “tu ya sabes” prefiere leerlo en inglés. Mísmamente hay un juego al que estoy jugando actualmente, que me lo he comprado en inglés (el básico y la expansión) porque he visto la traducción que tienen hecha de un juego ya publicado y… it’s going to be that not (¿veis la traducción cutre-literal que he hecho de “va a ser que no”?, pues ese es el nivel hacia el que se van dirigiendo las traducciones de rol). Y que me chirríen las traducciones a mí, que tengo un nivel medio-medio, es un indicativo de que la cosa va mal.

Y ya, que escribir acostado en cama es incómodo. Me voy a disfrutar de mis drogas legales.