Frostgrave: The Wizard’s Conclave

En febrero de este año salió el que es, hasta el momento, el último suplemento de Frostgrave (que en España publica HT).

Se trata de un suplemento con escenarios y algún bichillo nuevo que vale la pena. Para mí fue un poco de bajonazo cuando lo leí porque, con lo que decía el avance parecía que iba a ser otra cosa:

Wizards tend to be secretive and solitary, rarely sharing their knowledge, and associating with only a select few apprentices, followers, and henchmen. It is rare that they spend time in the company of other spellcasters, and rarer still that they work together. Now, however, something is about to take place that has not occurred since the great days of Felstad – a gathering of wizards.
In this new supplement for Frostgrave, some of the biggest names in gaming turn their creative powers towards the Frozen City, each contributing a scenario and adding their own flair to the game. Featuring scenarios by Alessio Cavatore, Alex Buchel, Andy Chambers, Gav Thorpe, Chris Pramas, Daniel Mersey, Andrea Sfiligoi, and many more, this tome provides a collection of adventures that will pit players against unimaginable foes and challenges, pushing their wizards and warbands to new limits.
Daba la impresión de que iba a ser un recopilatorio de escenarios colaborativos con cositas raras que sacasen de la rutina del “¡A por el tesoro!” (es cierto que las cartas de Ulterior Motives añaden trasfondo a las partidas, pero que el escenario traiga sus “puñetaditas” siempre se agradece).
Lo cierto es que los escenarios (veinte en total) tienen casi todos muy buena pinta. Hay uno que al leerlo parece un poco “meh”, pero luego igual jugándolo da la sorpresa. Y es “meh” en comparación con el resto lo cual quiere decir que, de partida, parece entretenido.
No hay reglas nuevas (salvo las de los escenarios y los bichos), lo cual después del subidón de reglas de Maze of Malcor también es de agradecer, me gusta poder alcanzar zonas de confort en un juego progresivamente, no que me estén cambiando todo cada dos por tres.
Los escenarios, clases y reparto:
  • 14 son escenarios individuales.
  • 2 de los individuales son para jugar en solitario, uno de ellos con una banda recién creada.
  • Uno de los escenarios individuales (The Stone Deep) puede jugarse de forma enfrentada o colaborativa. El que mejor pinta me tiene, aunque requiere un esfuerzo de escenografía, pero es el primero que voy a intentar convencer a la gente del club para jugar.
  • Hay dos minicampañas: De tres escenarios cada una, una de las minicampañas es colaborativa.
Estéticamente no hay novedades, es el estilo y maquetación Frostgrave de toda la vida, y realmente… ni falta que hace que haya novedades, aquí debería primar siempre el contenido.
Se nota también la variedad de autores en los escenarios y se agradece el que, en algunos de ellos la historia introductoria esté trabajada. Parece una tontería porque después, a la hora de estar “repartiendo estopa” en la mesa lo que importa realmente son las reglas del escenario, pero a mi entender el trasfondo le da saborcillo a la partida. Entre los autores están los creadores de Saga, Bolt Action, This is Not a Test, cosas de Games Workshop, Dragon Age, novelistas… 
Vamos a ver un poco los escenarios:

Catch Me If You Can (Alex Buchel)
  • Sólo 6 tesoros, independientemente del número de jugadores que haya. Introduce los “mímicos”

Escape From The Tower of Sargosh (Joseph McGuire. This is Not a Test)
  • Más de 2 jugadores en este escenario lo complicarían en exceso. 
  • Cambios en las normas de despliegue y con el escenario dividido, aleatoriamente, en cuatro zonas. 
  • Cada una de las zonas tiene distintos efectos sobre los miembros de las bandas que están en ellas.

The Abandoned Workshop (Andy Chambers)
  • Se puede jugar bien con más de dos jugadores, es más, creo que sería uno interesante para jugar 3+
  • Hay un panel de control que permite manejar un constructo. Quien maneje el panel maneja el constructo… mientras esté allí o esté vivo.

The Blade of Barael (Ash Barker)
  • Mini campaña de 3 escenarios. 
  • Soporta más de dos jugadores.
  • Nueva criatura: un mestizo de humano e íncubo.

The Alchemical Canal (Alessio Cavatore y Chris Caesar)
  • Usa escenografía dungeonera de Los Pozos de Cría. Tiene de aliciente que hay 10 tesoros colocados, de los cuales sólo unos pocos son normales, con los otros… pasan cosas.
  • Y muertos vivientes, posibilidad de muchos… Me gustan los escenarios con muertos vivientes.

The Stone Deep (Philip Smith)
  • Una vez leídos, el que me más me ha gustado. 
  • Multijugador (el número de soldados por banda varía según el número de jugadores)
  • Posibilidad de juego cooperativo. 
  • Transcurre en un dungeon-prisión.
  • Pueden aparecer muertos vivientes… ¡qué más se puede pedir!
  • Los jugadores tienen que fugarse de una prisión, por lo que hay reglas para alarmas, seguridad máxima…

The Ice Palace (Levi Bridges)
  • Puede ser interesante de jugar. La mesa se divide en tres partes para representar los tres distintos niveles del palacio y tienes que repartir a tu banda por todos ellos. 
  • La salida sólo es posible por el nivel inferior. 
  • Hacer cosas mal puede hacerte caer de nivel, lo cual es más rápido que las escaleras pero, salvo objetos mágicos o similares, el miembro de la banda implicado recibe puntos de daño.

A Maze of Mirrors (Andrea Sfiligroi)
  • Básicamente es cambiar los tesoros por espejos, lo que implica modificaciones tales como que los puedas usar como arma o que quien rompa uno tiene que tirar en la tabla de mala suerte.

The House of Tempests (Gav Thorpe)
  • Para dos jugadores, ya que el uso de las Piedras del Destino complicaría la partida con un número mayor.  
  • Las Piedras del Destino son algo que llevan los magos y que según ambos, uno o ninguno los usen en cada turno tiene distintas consecuencias en modificadores, pérdida de salud…

The Cabinet of Calixia Malus (Matthew Ward)
  • Meh, sí, vale. Habría que jugarlo a ver, pero leído no parece tener un punto de partida tan interesante -a nivel de mesa, aunque sí de historia- como otros.

Old Scores(Nick Eyre)
  • Escenario para un solo jugador y para una banda recién creada.

The Cult of A Thousand Eyes (Chris Pramas)
  • En vez de tesoros hay gemas cuya recolección implica “divertidas consecuencias”.

New Kid On The Chopping Block (Joel Eddy)
  • Para dos jugadores. 
  • Una de las bandas tiene secuestrado al aprendiz de la otra banda. 
  • Las reglas de despliegue, activación y victoria cambian. Pinta bien.

The Betrayer’s Blade (Sean Sutter)
  • También usa las reglas de Los Pozos de Cría. 
  • Bicho (personaje en este caso) que forma del escenario y artefactos asociados a él. 
  • Me tiene un aire a la del dragón que había salido en la Spellcaster por aquello de que el maloso esté conectado en su salud (o vulnerabilidad) con artefactos diseminados por el escenario.

The Mostly Come At Night (Daniel Mersey)
  • Escenario para un solo jugador. Sin tesoros pero con experiencia.

Strange Alliances (Joseph A. McCulluogh)
  • Mini-campaña de 3 escenarios.
  • Para cuatro jugadores cada escenario. 
  • Las bandas colaboran en cada escenario de dos en dos, rotando las bandas que colaboran en cada escenario, de modo que, al final, cada banda ha colaborado con las otras tres en alguna partida.
No es un “must have” como puede ser Maze of Malcor o el Compendio –que ha salido hace nada en castellano y que trae, entre otras cosas, las reglas para Capitanes- pero sí me parece una muy buena adquisición.