Hora de replantearse Drinax (aviso: cuñadeo máximo)

 Dos avisos:

  1. Esta entrada es absolutamente cuñada. Es decir, es mi opinión, basada en los pensamientos de mi propia “mismidad”.
  2. Es una entrada escrita desde el buen rollo hacia Sugaar y el cariño hacia Traveller, aunque pueda no parecerlo. 

Al turrón.

Estamos, cuando escribo esto, a 17 días para que finalice el kickstarter de Piratas de Drinax y, pese a haber recibido una importante cantidad de dinero (que ya hubiesen querido para sí otros proyectos) está claro que no se va a llegar a la meta objetivo. ¿Porqué no se va a cumplir el objetivo? Porque es muy alto, pese a que, como dije en entradas anteriores el precio resultante por libro es muy bueno y porque el mercado latinoamericano no ha entrado (y ese fue uno de los motivos para usar kickstarter en lugar de verkami).

Una vez queda claro que estoy convencido de que no va a salir y que lo lamento, es momento de pasar a la siguiente reflexión: qué hacer.

Sugaar ha dicho que aunque este mecenazgo no saliese sí que iban a sacar Piratas de Drinax pero de forma más “contenida”, me parece bien, entonces veo (aunque seguro que hay más) dos opciones:

  1. Dejar llegar el kickstarter hasta el final y que salga como fallido.
  2. Cancelarlo y sustituirlo por otro lo antes posible.

Dejar que el kickstarter fracase va a dejar sensación de fracaso, tanto en la editorial como en los que participaron. Cancelarlo y sustituirlo por otro da la impresión de “vale, lo intentamos a lo bruto y no salió, pero aquí tenéis esto”.

¿Y porqué digo que tiene que ser lo antes posible? 

  • Porque Sugaar sabe que tiene 106 compradores dispuestos a comprar Piratas de Drinax a un precio elevado. Si se anuncia que “tal día se va a cancelar el kickstarter y lanzamos este otro mecenazgo” la gente va a cambiar de uno a otro tranquilamente, porque es un producto que quiere y va a cambiar a una versión más barata.
  • Porque el cambio a una versión más barata hará que se una más gente.
  • Porque si se espera a más tarde para lanzar el nuevo, habrá gente que entre en chopocientos mecenazgos que vayan saliendo y ya no tendrán dinero para entrar en Drinax.
  • Porque a principios de año Mongoose va a sacar el kickstarter de “Mercenary”, y va a coincidir en el tiempo (que son muy listos) cuando la gente comience a recibir los libros físicos del mecenazgo de Deep Night Revelation, que fue el mejor mecenazgo en el que he entrado nunca por la enorme cantidad de material extra que se desbloqueo, y si en ese momento se hace elegir a la gente entre el mencenazgo de Piratas de Drinax (que puede pensar “total, va a estar a la venta después”) y el de Mercenary (donde se sabe que se va a tener material extra, y se va a ver potenciado por los vídeos y reviews de la gente que acaba de recibir las cosas del anterior (Deep Night Revelation), pues habrá gente que el dinero que iba a dedicar a Traveller lo dedique al kickstarter de Mercenary.
  • A principios de año hay previstos lanzamientos que, sin ser de cifi, van a llamar a la gente y, por tanto, la gente tendrá que elegir entre Piratas de Drinax y esas otras cosas.
  • Siento decirlo, pero el mercado latinoamericano no es, en estos momentos, un factor lo suficientemente importante como para condicionar un mecenazgo de una editorial española. Se está viendo en Drinax. Ojalá lo fuese, pero no lo es.

Por todo eso, en mi cuñada opinión, creo que Sugaar debería replantearse -en el plazo lo más inmediato posible- dar por finalizado el kickstarter y sacar Drinax básico en otro mecenazgo. Los tres libros de la campaña en sí, por ejemplo, sin el slipcase (que seguro que ha encarecido bastante el producto).

¿Qué el proyecto actual molaba y estaba a buen precio? Sí.

¿Que la slipcase era una chulada? Sí

Pero, como se ha visto, el mercado de Traveller en español no está lo suficientemente afianzado para una apuesta como esa. Rectificar es de sabios, y rectificar en el momento adecuado es de sabios que pueden sacar rédito del error (Drinax ha tenido mucha publicidad y hacer el cambio, justo ahora, aprovecharía toda esa publicidad).

Creo que Sugaar haría bien en cancelar y sacar ya mismo el nuevo mecenazgo, pero ya se sabe como es el dicho “consejos vendo, que para mí no tengo”.