Vivimos en Españistán: SEUR

Hoy voy a quejarme duramente a través del blog (la frase de moda sería “quejarse muy fuerte”, pero me niego), del vacile de las compañías de transporte con el Brexit. Que no vale de nada, pero me desahogo y así le vale a quien lo lea para que sepa lo que le espera.

Porque ya no es sólo que quien te lo envía lo haga bien o no. En nuestro entorno Modiphius ha aprendido a hacerlo y los paquetes llegan sin ningún problema, las compañías con Kickstarters que no quieren dejar de vender en físico a Europa hacen el envío desde la UE (Battlesystems, por ejemplo), y los que no lo hacen dejan de vender físicos (Mongoose, por ejemplo).

Las tiendas de UK (donde, reconozcámoslo, nos pertrechábamos de cosas para wargames y juegos de mesa) han comenzado a descontar los impuestos de sus precios de venta cuando es para dentro de la UE, de modo que cuando pagas el IVA en aduanas, te sale por el mismo precio que estaba originalmente a la venta.

Perfecto.

El problema viene cuando topas con las compañías de transporte. DHL, por ejemplo, ya ha tenido casos en los que les da igual que el contenido sea libros (IVA reducido), ellos te meten el 21% y listo. Si quieres pagas y luego protestas, y si no, te jodes y no te tramitan la mercancía.

En mi última aventura de pedidos estaba bastante contento. La gente de Battlesystems hizo lo que mencioné antes (descontarme los impuestos en lo que me cobran ellos para que al pagar el IVA en aduanas me salga por el precio de PVP), y me enviaron el producto usando DPD, que cobra cerca de 3 euros por los impuestos aduaneros (un paquete de cerca de 4 kilos).

El día 1, por la noche, tengo el aviso de que me lo envían ya, y el día 3 recibo el aviso de SEUR (que tiene acuerdo con DPD para España) de que tengo que pagar los gastos de aduana y esas cosas. Lo pago online, me envían la factura de haber pagado y listo (o eso creía yo).

Ahora es donde comienzan las risas.

Hoy por la mañana (dos días después), compruebo donde está el paquete y:

  • El sistema automático de voz de SEUR me dice que no hay ningún envío registrado con ese número (y sí, lo puse bien… varias veces).
  • La web me dice que mi paquete está “En camino”, o sea “tu envío se encuentra en tránsito hacia la delegación SEUR de la ciudad de destino. Una vez llegue a dicha ubicación, procederemos al reparto del mismo“. Es decir, camino de Madrid a Coruña.
  • La web de DPD me dice que está parado desde el día 3 en aduanas en Madrid porque: “Faltan datos sobre el importador/destinatario“.

Tres estados simultáneos para un mismo envío: “Inexistente”, “retenido” y “en camino”.  Es mejor aún que el gato de Schrödinger, que sólo podía estar en dos estados a la vez. It’s a Kind of Magic. Magic… Magic. (lease con musiquita de Queen).

Mirando el historial de DPD, porque en ese momento ya me fío menos de SEUR que de un político diciendo que bajarán los impuestos, veo lo siguiente.

El día 2, cerca del medio día DPD recibe el paquete y llega a Coruña el día 3 (donde yo vivo, donde hay un despacho de aduanas y oficinas de SEUR) y, en lugar de tramitarlo aquí, donde incluso podría ir yo a aduanas a hacerme cargo de la recogida (ya lo he hecho otras veces) lo envían a Madrid.

Bueno, vale, será porque lo quieren tener centralizado todo. Son dos viajes que se va a dar el paquete para nada (el de ida Coruña-Madrid y el de vuelta Madrid-Coruña)

Seis minutos depués de su llegada a Madrid  fue cuando de SEUR me enviaron un correo diciendo que tengo que pagar el IVA y las tasas (me llegó a las 12:16).

Como eso no me soluciona nada y no creo en el estado cuántico de la paquetería, inicio el tedioso proceso de hablar con la maquinita en el teléfono de SEUR hasta que sale un operador. Quien, amablemente, me explica que el paquete está parado en aduanas, porque no se ha hecho nada con él (es más, tengo que ser yo quien le diga que ya he pagado las tasas). Ante mi pregunta de porqué no se ha hecho nada con el paquete, me informa, también muy amablemente, que SEUR tiene hasta el día 17 para retirar el paquete de aduanas y ponerlo en movimiento. Que puede que no sea tanto, pero bueno, que si son 14 días… pues son 14 días. Ojo: Retirarlo, luego procesarlo, enviarlo, procesarlo aquí y meterlo al día siguiente en reparto (en resumen, 2 días más)..

Con-dos-co-jo-nes.

Un paquete que en unas 21 horas ha salido de Notthingham, ha ido a las oficinas de DPD, ha sido procesado en las en las aduanas Británicas, llegado a Coruña, viajado a Madrid, y se me ha pedido el pago (que hice ipso facto), puede retrasarse 16 días en total y llegarme el 19 porque sí… porque SEUR.

Eso sí, tardaron 6 minutos desde que la notificación del paquete entró en sus instalaciones hasta que me pidieron el dinero.

Españistan, damas y caballeros, Españistan en estado puro.